Ofertas especiales

Sesiones

Las sesiones, ahora también, por teléfono o Skype.

Descuentos:

Desempleados, estudiantes y 3ª edad hasta el 70%.

Apúntate al boletín

Alta en el boletín de noticias Mantente infomado de nuestra últimas noticias y actividades

Novedades

documento pdf  Guía rápida y Díptico de consulta

Audio Receta básica de Libertad Emocional

Entrevista Online

Radio Online  Entrevista en
Radio Nueva Era

Audio Descargar entrevista

Agenda

Agenda
<< Abril 2018 >> 
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
        1
  2  4  5  7  8
  91112131415
161718192122
23242526272829
30      

Próximas actividades

Sin eventos actualmente.

Webs asociadas

Metamorfosis Emocional

Citas

«Es bastante posible —abrumadoramente probable, podríamos añadir— que aprendamos más sobre la vida y la personalidad humanas en las novelas que en la psicología científica»

Noam Chomsky

Iniciar sesión



Conferencia: ¿Existe el Azar? PDF Imprimir E-mail

¿Existe el Azar?El concepto de Azar es confuso. De hecho, existen diferentes definiciones dependiendo de la disciplina en la que se use, e incluso en su uso común surgen dos acepciones antagónicas: el azar epistemológico, sucesos de los que no conocemos la causa por su complejidad, o el azar ontológico, sucesos sin causa anterior, acepción que rompe un axioma básico de la Ciencia: todo evento tiene una causa.

En esta ocasión, Paco, ha intentado abordar esta "paradoja" desde un enfoque pragmático, preguntándose por qué es importante para las personas el Azar. Y para encontrar una respuesta introduce algunos de los últimos descubrimientos en neurología, que ayudan a descubrir el mecanismo básico del cerebro para el procesamiento de la información: asociar eventos temporales que le llevan a intuir patrones de sucesos, ya sean estos causales o meramente coincidentes. Gracias a esta capacidad, al cerebro le es posible extraer "leyes naturales" causales e incluso predecir dinámicas caóticas (en apariencia aleatorias) hasta cierto punto, lo que podría ser percibido como "adivinar el futuro", ya que sería muy difícil demostrar la cadena causal que le lleva a esa predicción. Luego, la distinción, en el uso común, entre causalidad y Azar no sería más que una diferencia entre lo que es fácil determinar (sistemas linealizables) y lo que no (sistemas caóticos).

Pero aquí no acaba el problema, ya que la gran cuestión detrás del Azar es la posibilidad de que "si no existiese", los seres humanos podríamos estar predeterminados desde el inicio de los tiempos y todo lo que nos ocurre no es más que el destino que nos estaba reservado. En este caso, la lógica nos dice que no habría opción para escapar de la tragedia salvo que exista alguna "fuerza" superior a la causalidad de la naturaleza, "poder" que históricamente ha sido asignado a las divinidades (o el Azar). Esta cuestión también es analizable desde la neurología gracias al descubrimiento de la Red Neuronal por Defecto, que atrapa al cerebro en un tipo de pensamiento dominante, generando siempre el mismo tipo de ideas y, por tanto, las mismas soluciones que generan un destino inconsciente. Y si, además, tenemos en cuenta que el hemisferio derecho del cerebro tiene la capacidad de percibir la información exterior en conjunto, creando nuevas opciones de pensamiento sorprendentes para el hemisferio izquierdo, y provocar sensaciones de mucha calma cuando domina el procesamiento del cerebro, efectos asociados a las experiencias místicas y de la divinidad, es posible explicar neurológicamente las intuiciones de "destino" y "divinidad", esa entidad que nos favorece dándonos nuevas ideas más allá de lo "natural" con las que escapar de la predestinación.

En este punto vemos que la neurología nos brinda poderosas observaciones que arrojan nueva luz sobre la cuestión del Azar, pero las propias Matemáticas también han contribuido en el siglo XX a aclarar los conceptos. Gracias a los teoremas de incompletitud de figuras como Gödel, Turing y Chaitin, que han llegado a demostrar que aunque es posible definir el Azar como la máxima complejidad matemática no es posible asegurar que una secuencia numérica aleatoria tenga esa máxima complejidad, queda determinado que intentar emplear en Ciencia el concepto lógico de Azar no tiene sentido.

Finalmente surge una pregunta: ¿si no es posible demostrar el Azar en Ciencia, por qué se emplea en Física y Biología? Generalmente cuando hay inconsistencias de este tipo en disciplinas que emplean la lógica es debido a que los axiomas de los que se parte son contradictorios y han sido aceptados así por condicionamientos sociales inconscientes. Éste puede ser el caso de la Ciencia Occidental, como se pone en evidencia al hacer una comparativa entre sus axiomas y los dogmas del Calvinismo y Luteranismo.

Si te ha interesados, te invitamos a ver la conferencia en la que todos estos punto serán desarrollados, además se propondrá una solución para romper con nuestro "destino inconsciente" y un nuevo enfoque autoorganizado para la Ciencia. Esperamos que la disfrutes Sonrisa.

 

Vídeo

 

Presentación

Última actualización el Miércoles, 21 de Marzo de 2018 18:44
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Licencia Creative Commons ReconocimientoNota importante: Mientras las técnicas que empleamos los terapeutas de Libertad Emocional han producido resultados clínicos notables, todavía se deben considerar en etapa experimental. Por tanto los practicantes y el público deben tomar plena responsabilidad por su uso. Consultar con un profesional cualificado de la salud respecto al uso de las Técnicas de Libertad Emocional.