Ofertas especiales

Sesiones

Las sesiones, ahora también, por teléfono o Skype.

Sesiones gratuitas

Guiadas por alumnos en prácticas.

Apúntate al boletín

Alta en el boletín de noticias Mantente informado de nuestra últimas noticias y actividades

Novedades

documento pdf  Guía rápida y Díptico de consulta

Audio Receta básica de Libertad Emocional

Entrevista Online

Radio Online  Entrevista en
Radio Nueva Era

Audio Descargar entrevista

Agenda

<<  <  Mayo 2019  >  >>
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sá  Do 
    1  2  3  4  5
  7  8  9101112
141516171819
212223242526
28293031  

Actividades

Charlas gratuitas

Actualmente no hay eventos disponibles

Cursos regulares

Citas

" La física es demasiado importante para ser dejada a los físicos. "

Webs asociadas

FreeDreams Logo

Gestión Emocional

Metamorfosis Emocional

 

Mejorar la vida sexual

relaciones sexualesLa experiencia nos dice que la vida sexual es un proceso con altibajos, generalmente asociados a periodos de estrés o de aburrimiento, amén de otras creencias y tensiones emocionales, que pueden evitar disfrutarla plenamente. Este hecho es de gran importancia para la salud integral de las personas, ya que el acto sexual es uno de los procesos más potentes para la liberación de la tensión físico/emocional.

Nuestra concepción de la vida sexual está inspirada en las ideas de Wilhelm Reich, que podríamos resumir con esta frase: las relaciones sexuales no existen "con el fin de producir hijos", sino como forma de liberación de la sobrecarga bioelectrica (emocional) del organismo. Ése sería el papel fundamental del sexo para los humanos (incluso para otras especies animales con autoconsciencia como: nuestros primos primates, los bonobos o los delfines). Por tanto, si se viviese un sexo con orgasmos de calidad, la carga emocional media de las personas se encontrarían en un estado de intensidad muy inferior al actual y las sociedades serían más pacíficas y equilibradas.

Pero, la educación represiva ha bloqueado ese proceso natural mediante el acorazamiento muscular, que evita que seamos capaces de dejarnos llevar durante la relación sexual (convirtiéndonos en meros observadores de nuestro cuerpo, igual que en una meditación) y alcanzar el orgasmo liberador, privándonos de esta forma de eliminar las tensiones emociones acumuladas en el día a día. Para recuperar esta capacidad innata se requiere un proceso en el que se vuelva a: contactar con el cuerpo, identificar las tensiones emocionales y soltarlas.

Vídeo

 

Presentación