Ofertas especiales

Sesiones

Las sesiones, ahora también, por teléfono o Skype.

Sesiones gratuitas

Guiadas por alumnos en prácticas.

Descuentos:

Desempleados, estudiantes y 3ª edad hasta el 70%.

Apúntate al boletín

Alta en el boletín de noticias Mantente infomado de nuestra últimas noticias y actividades

Novedades

documento pdf  Guía rápida y Díptico de consulta

Audio Receta básica de Libertad Emocional

Entrevista Online

Radio Online  Entrevista en
Radio Nueva Era

Audio Descargar entrevista

Próximas actividades

Charlas gratuitas

Sin eventos actualmente.

Cursos regulares

Webs asociadas

FreeDreams Logo

Gestión Emocional

Metamorfosis Emocional

 

Citas

A menudo, no somos conscientes de las razones y las causas de nuestro propio comportamiento.

John Bargh

Iniciar sesión



Programar creencias positivas PDF Imprimir E-mail

DesaprenderLas creencias "negativas" pueden representar un obstáculo muy importante en el proceso de cambio o sanaciónEsas ideas le marcan al subconsciente los límites que no puede superar y condicionan lo que se puede conseguir, a qué velocidad se puede conseguir, con qué esfuerzo se puede conseguir e, incluso, si se puede mantener.

Para deshacernos de nuestras creencias te hemos propuesto anteriormente algunos métodos que pueden ser muy útiles, como la técnica rápida para el cambio de creencias o el BSFF. Pero la experiencia que hemos ido acumulando nos indica que, en los casos en los que haya fuertes resistencias emocionales a este cambio (la depresión por ejemplo) las técnicas anteriores no suelen ser suficientes. Es por esto que te proponemos un proceso más profundo, desarrollado a partir del Método Sedona y los últimos conocimientos en neurología, que te ayudará a liberar las resistencias emocionales y reprogramar el subconsciente de un modo sencillo y eficiente. Aunque, ten en cuenta que para que la sanación o el cambio sea permanente debes liberar las programaciones emocionales que sustentaban las creencias bloqueantes.

Si necesitas ayuda: recuerda que si crees que te puede ser dificil llevar a cabo los procesos o tienes dudas de cómo hacerlos, siempre tienes la posibilidad de contar con nuestra ayuda contestando a tus preguntas o concertando sesiones de apoyo individuales.

Pasos a seguir

Las creencias no son más que programaciones subconscientes ("frases") que nos hacen funcionar en modo automático. Si quieres cambiarlas sólo habría que hacerlas conscientes y comenzar a actuar de la manera que desees, creando el nuevo hábito. Pero hay creencias que tienen asociadas importantes cargas emocionales que disparan reacciones fisiológicas similares a las que se sufren en los traumas, cuando la intensidad emocional puede llegar a bloquear la capacidad de atención y reaprendizaje del cerebro, dificultando o impidiendo los cambios.

En este caso has de actuar de un modo diferente aprovechando el efecto de desbloqueo que tienen las emociones placenterasSi creas una lista de creencias positivas sobre un objetivo y las asocias a emociones de bienestar intensas, lograrás que cuando las creencias negativas se disparen, las emociones positivas consigan que el cerebro no se bloquee y debilite las creencias limitantes activas, efecto que con la repetición llevará a la liberación completa de estas últimas.

Anclar la emoción positiva

La manera más simple de asociar una emoción positiva a una creencia es repetir la creencia mientras se está sintiendo la emoción. Tienes un montón de emociones positivas guardado en tus recuerdos, pero es un poco lioso tener que recordar una situación placentera cada vez que quieras asociarla a una frase. Es mucho más simple asociar primero la emoción del recuerdo a una palabra (esta asociación se llama anclaje en PNL) y luego no tienes más que repetir tu palabra después de la creencia para que se genere la unión. Así que vamos a anclar una emoción positiva (si ya lo has hecho antes te puedes saltar este paso, o repetirlo para reforzar el anclaje Guiño) a una palabra:

 

 

Definir el objetivo

Ahora que tienes tu anclaje, el siguiente paso es escribir con detalle qué es lo que quieres conseguir. Pero como sabemos que, a veces, al hacer esta pregunta la mente se queda en blanco puedes considerar alguna de estas otras cuestiones:

  • ¿En qué te gustaría cambiar?
  • ¿Qué desearías que fuera diferente en tu vida?
  • ¿Qué querrías que fuera distinto en tu forma de sentirte o de vivenciar lo que ocurre alrededor?
  • ¿Cuál sería tu vida ideal?
  • ¿Qué realidad quieres plasmar en tu mundo?
  • También puedes generar definir el objetivo empleando lo que apuntes en el Cuaderno de Paz. En él te proponemos rellenar un diario para hacer conscientes los estímulos cotidianos que que despiertan malestar, encontrar su origen y tratarlo. Si combinas los dos procesos serán mucho más efectivos
Desde "dónde" deseo

Una vez tienes claro qué quieres, para empezar a descubrir qué creencias necesitas para la consecución de tu objetivo puedes hacerte otras dos preguntas:

  • ¿Por qué quiero conseguir mi objetivo?
  • ¿Para qué quiero conseguir mi objetivo?

Aparentemente pueden ser muy parecidas, pero en el fondo activan aspectos diferentes en el subconsciente. Prueba a responder y lo comprobarás.

Cambiar creencias

Creencias necesarias para alcanzar el objetivo

Lo siguiente es identificar y escribir todas las nuevas creencias que necesitas para conseguir el objetivo. Será una lista de creencias positivas que te hagan sentir bien (generen motivación), lo que le llevará a tu subconsciente a pensar fuera de sus limitaciones. El número de creencias puede ser grande y, para facilitar encontrarlas, las clasificaremos en cuatro grupos relacionados con los 4 pasos del Método Sedona.

El Método Sedona se basa en el contacto sin represión con las emociones para su liberación. Toda emoción que se experimente sin tensión es de escasa duración, pero si luchas contra ella, si la intentas suprimir o enfrentar, lo único que consigues es añadir la tensión física a esa lucha. Para lograr ese estado de no-represión el método se sirve de preguntas sencillas que buscan aportarte confianza:

  • ¿Puedes darle la bienvenida o permitir lo que estés sintiendo?
  • ¿Puedes dejar que se vaya?
  • ¿Quieres que se vaya?
  • ¿Cuándo quieres que se vaya?

Estas preguntas enlazan con cuatro categorías fundamentales de creencias, que son la que tendremos que completar:

  • La primera pregunta se puede traducir como: ¿mereces cambiar sin sufrir? → Creencias positivas sobre lo que merezco con respecto a mi objetivo.
  • La segunda como: ¿puedes conseguir cambiar? → Creencias positivas sobre mis capacidades para alcanzar mi objetivo.
  • La tercera: ¿estoy motivado para cambiar? → Creencias positivas sobre mi compromiso con el objetivo.
  • La última: ¿cuándo voy a actuar? → Creencias positivas sobre las acciones a tomar para alcanzar mi objetivo.

Tampoco es necesario escribir el 100% de las creencias la primera vez, porque siempre puedes (y te aconsejamos) repetir el proceso para reforzarlo.

Ejemplo: capacidad de sanación
  • Merecer:
    • Merezco sanar de mi enfermedad completa y rápidamente.
    • Merezco sanar sin sufrir.
    • Merezco vivir sano, feliz y sin sufrimiento.
    • Merezco cuidarme y que me cuiden.
  • Capacidad:
    • Soy capaz de sanar de cualquier enfermedad completa y rápidamente.
    • Mi cuerpo obedece las órdenes que le doy.
  • Compromiso:
    • Tengo la firme determinación de sanar completa y rápidamente de mi enfermedad.
    • Me comprometo a cuidarme y vivir sano, feliz y sin sufrimiento.
  • Acción:
    • Sano completa y rápidamente de mi enfermedad.
    • Disfruto de vivir sano, feliz y sin sufrimiento.
    • Mi sanación se mantiene con independencia de mi entorno
    • Me siento tranquilo, relajado y satisfecho en todo momento después de haber sanado.
    • Me desprendo de todo pensamiento negativo de forma inmediata.
Programar las nuevas creencias

Ya tienes todos los elementos para realizar el proceso de programación de las creencias. Vamos a ver cómo se realiza el proceso básico usando los toques.

 

 

 

Para programar una creencia, o grupo de creencias, en profundidad te proponemos aplicar los siguientes pasos:

  1. Repite tu creencia positiva en voz alta y puntúa cuánto te la crees. 0, no te importa. 10, es una verdad absoluta.
  2. Comienza a dar toques con tu dedo índice de una mano en el pulgar de la otra, mientras te repites la creencia positiva. Esto activará los dos hemisferios cerebrales, situación imprescindible para asentar la nueva creencia.
  3. Sigue con los toques en el siguiente dedo mientras repites tu palabra con el anclaje positivo y continúa intercambiando de dedos y frases hasta que llegues a los toques en la muñeca (habrás repetido 3 veces tu creencia y tu palabra).
  4. Respira hondo.
  5. Repite tu palabra positiva.
  6. Repite los pasos desde el 1, hasta que la puntuación llegue a 10.

Es posible que haya creencias que necesiten muchas repeticiones para programarse a fondo, así que, si no tienes mucho tiempo, haz una sola ronda de toques en los dedos por cada nueva creencia y repite el proceso completo cuando notes que las creencias se han debilitado.

A tener en cuenta:

Es posible que la programación de las nuevas creencias haya de ser reforzada unas cuantas veces por diferentes factores, como: tener algún bloqueo emocional relacionado con alguna creencia, dejar pasar el tiempo sin poner en marcha las nuevas creencias grabadas o vivir nuevas experiencias bloqueantes. En estos casos intenta realizar la programación llevando la puntuación de la creencia a 10. Te puede llevar un tiempo pero será mucho más efectivo.

Última actualización el Martes, 26 de Junio de 2018 14:35
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Licencia Creative Commons ReconocimientoNota importante: Mientras las técnicas que empleamos los terapeutas de Libertad Emocional han producido resultados clínicos notables, todavía se deben considerar en etapa experimental. Por tanto los practicantes y el público deben tomar plena responsabilidad por su uso. Consultar con un profesional cualificado de la salud respecto al uso de las Técnicas de Libertad Emocional.