Ofertas especiales

Sesiones

Las sesiones, ahora también, por teléfono o Skype.

Sesiones gratuitas

Guiadas por alumnos en prácticas.

Apúntate al boletín

Alta en el boletín de noticias Mantente informado de nuestra últimas noticias y actividades

Novedades

documento pdf  Guía rápida y Díptico de consulta

Audio Receta básica de Libertad Emocional

Entrevista Online

Radio Online  Entrevista en
Radio Nueva Era

Audio Descargar entrevista

Agenda

<<  <  Junio 2019  >  >>
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sá  Do 
       1  2
  4  5  6  7  8  9
1112131415
181920212223
252627282930

Actividades

Charlas gratuitas

Actualmente no hay eventos disponibles

Cursos regulares

Citas

" Pon toda tu energía en el objetivo y, cuando estés a punto de conseguirlo, renuncia al resultado, y entonces, el éxito está garantizado "
Proverbio zen

Webs asociadas

FreeDreams Logo

Gestión Emocional

Metamorfosis Emocional

 

La búsqueda de la Felicidad

SonrisaLa psicología moderna trata los desordenes emocionales en general, y más concretamente la depresión. Pese a poner mucho énfasis en lograr que los pacientes pasen de un estado emocional negativo a un estado neutro, son muy pocos los esfuerzos que se orientan a lograr un estado emocional positivo. La psicología positiva se dedica a analizar y entender que es la felicidad y a elaborar estrategias para conseguir llegar a ese estado emocional positivo. 

Las emociones negativas limitan nuestra capacidad de responder a los estímulos externos mientras que las positivas nos llevan a un enriquecimiento personal y a un estado de flexibilidad en nuestro comportamiento y actitud. Las emociones positivas fomentan nuestra capacidad de resiliencia, ayudando a reponernos antes de las experiencias negativas, lo cual es un seguro contra la depresión. Estudios indican que que, de media, los optimistas viven de 8 a 9 años más que los pesimistas.

Con respecto a nuestro pasado, tendemos a pasar más tiempo recreándonos en lo que salió mal que en aquello que fue bien. Si nos limitamos a rememorar lo que salió mal, lo único que conseguimos es aumentar nuestra tristeza y alejarnos de nuestro estado de felicidad,

Otro elemento importante a la hora de acercarse a la Felicidad es una figura que aparece en todas las religiones: el PERDON, entendido como “el perdón para con uno mismo, no para quien te ofendió“. Las disputas no se resuelven pidiendo disculpas sino asumiendo la parte de responsabilidad que cada uno tuvo en ese conflicto. Quienes son capaces de perdonar sufren menos ira, menos depresión, muestran una actitud menos hostil, por eso, el perdón aumenta nuestra propia felicidad.

Las emociones positivas respecto al futuro son, entre otras, el optimismo, la fe, la esperanza y la confianza. Antiguamente se creía que la depresión era ira que se había vuelto contra uno mismo y por eso los esfuerzos de los terapeutas se orientaban a enseñar a esas personas a despojarse de esa ira, pero con ello no se conseguía nada. En la actualidad se considera que la depresión aparece como resultado de la impotencia que nos produce sentir que hagamos lo que hagamos nunca conseguiremos lo que queremos. Aquellos que se consideran pesimistas tienen de 2 a 8 veces más probabilidad de caer en depresión, les pasan más calamidades y tienden a sentir que nada de lo que hacen importa, por tanto no tratan de salvar los escollos y evitar ese tipo de desenlaces.

Uno de los métodos en los que se basan los cardiólogos para pronosticar si un enfermo que ha sufrido un ataque cardiaco va a sobrevivir y reponerse al mismo, no son ni los niveles de colesterol ni la tensión arterial ni el sobrepeso, sino la actitud del paciente. Un alto porcentaje de enfermos que, posteriormente a un infarto, caen en depresión, fallecen antes de 2 anos.

El optimismo y el pesimismo influyen directamente en la forma en la que nos comunicamos. Optimistas y pesimistas tienen diferente sensación de permanencia de los malos eventos. Los pesimistas tienden a verlos con carácter permanente: “me salió mal porque soy un inútil”, mientas que los optimistas lo consideran algo temporal, cuya causa puede cambiar: “ha salido mal porque no me esforcé lo suficiente”.

Decía Winston Churchill: “Los pesimistas ven dificultades en cada oportunidad mientras que un optimista ve oportunidades en cada dificultad”. La próxima vez que te enfrentes a una situación difícil, aprecia en el problema la oportunidad que se te presenta.

Más reflexiones

El sentido del aprendizaje a través...

El sentido del aprendizaje a través...

Existe en ciertas filosofías el concepto de que a través del sufrimiento se consigue un aprendizaje superior...

Cómo liberar la agresividad

Cómo liberar la agresividad

Uno de los conceptos fundamentales sobre los que basamos la parte terapéutica de la Libertad Emocional...

La inmensidad

La inmensidad

Cuando veo las ruinas arqueológicas de alguna ciudad, no puedo evitar que mi mente se desate e imagine...

La búsqueda de la Felicidad

La búsqueda de la Felicidad

La psicología moderna trata los desordenes emocionales en general, y más concretamente la depresión....

Optimizando la respuesta place...

Optimizando la respuesta place...

Últimamente he estado leyendo varios artículos sobre la respuesta placebo y me ha parecido un tema con...

A propósito de la meditación

A propósito de la meditación

Vuelvo a aprovechar la sabiduría de otras personas (Pablo D'ors ) para complementar una reflexión,...

¿Existe el estrés bueno?

¿Existe el estrés bueno?

Hace poco nos llegó un email preguntándonos cómo es posible que, si la respuesta de estrés produce una...

Fases de liberación de la emoc...

Fases de liberación de la emoc...

Creemos que el elemento diferenciador más importante del sistema terapéutico que empleamos en Libertad...

< >