Agenda

<<  <  Octubre 2021  >  >>
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sá  Do 
    

Actividades

Charlas gratuitas

Actualmente no hay eventos disponibles

Cursos regulares

Citas

" El hombre puede ser científicamente manipulado "

Webs asociadas

Alma Y Cuerpo Sano

Efecto Mariposa - Evolución emocional consciente

Emoción y Libertad

Gestión Emocional

Metamorfosis Emocional

 

Nuestro cerebro inconsciente hace las mejores decisiones posibles

menteEste texto ha sido extraído de la web ScienceDaily (29 de diciembre de 2008), traducido con el servicio de google traductor y repasado por nosotros. Espero nos perdonéis las inexactitudes en la traducción, pero creemos que es de gran interés, ya que, acumula más evidencias de que nuestro subconsciente juega un papel importantísimo en nuestras capacidades. Y sugiere que nuestras expectativas sobre un problema hacen que nuestra mente consciente filtre los resultados generados por el subconsciente, volviéndolos mucho menos fiables. Es decir, evita que le hagamos caso a la "intuición". 

Artículo original de ScienceDaily

Investigadores de la Universidad de Rochester han demostrado que el cerebro humano - del que una vez se creyó que era un "fabricante de decisiones" con graves deficiencias, es en realidad un circuito que nos permite tomar las mejores decisiones posibles con la información de la que dispone.

Los neurocientíficos Daniel Kahneman y Amos Tversky recibieron el Premio Nobel en 2002 por su investigación de 1979 que sostenía los seres humanos rara vez toman decisiones racionales. Desde entonces, esta conclusión se ha convertido en la sabiduría convencional entre los investigadores de la cognición.

Contrariamente a la investigación de Kahnneman y Tversky, Alex Pouget, profesor asociado de ciencias cognitivas y del cerebro en la Universidad de Rochester, ha demostrado que las personas toman, de hecho, las decisiones óptimas, pero sólo cuando lo hace su cerebro inconsciente.

 "Muchos de los primeros trabajos en este campo fueron sobre la toma de decisiones consciente, pero la mayoría de las decisiones que tomas no se basan en un razonamiento consciente", dice Pouget. "No decides conscientemente parar en un semáforo en rojo o conducir alrededor de un obstáculo en el camino. Una vez que empezamos a observar las decisiones que nuestro cerebro hace sin nuestro conocimiento, descubrimos que casi siempre llega a la decisión correcta, teniendo en cuenta la información tenía para trabajar".

Pouget dice que el enfoque de Kahneman fue decirle a un sujeto que había un porcentaje de probabilidades de que una de las dos opciones en una prueba fuese "correcta". Esto significaba que la persona tuvo que calcular los porcentajes conscientemente para obtener una respuesta correcta, algo que poca gente puede hacer con precisión.

Pouget ha venido demostrando durante años que ciertos aspectos de la cognición humana se llevan a cabo con una precisión sorprendente. Se ha empleado lo que él describe como una prueba inconsciente de decisión muy sencilla. Una serie de puntos que aparece en una pantalla de ordenador, la mayoría de los cuales se mueven en direcciones aleatorias. Un número controlado de estos puntos se mueven uniformemente, a propósito, en la misma dirección, y el sujeto simplemente tiene que decir si él cree que los puntos se están moviendo hacia la izquierda o la derecha. Cuanto más tiempo observa los puntos el sujeto más evidencia acumula y se encuentra más seguro del movimiento de los puntos.

Los sujetos de este examen se comportaron exactamente como si sus cerebros fuesen recopilando inconscientemente la información antes de llegar a un umbral de confianza, fue entonces cuando se informó a la mente consciente de la respuesta segura definitiva. Los sujetos, sin embargo, nunca fueron conscientes de los cálculos complejos en marcha, sino que simplemente "se dieron cuenta", de repente, de que los puntos se movían en una dirección u otra. Las características de la forma de cálculo subyacente concuerda con la extensa obra anterior de Pouget, que sugiere que el cerebro humano está conectado naturalmente para realizar cálculos de este tipo.

"Hemos venido desarrollando y consolidando esta hipótesis desde hace años, cómo el cerebro representa distribuciones de probabilidad", dice Pouget. "Sabíamos que los resultados de este tipo de prueba ajustan a la perfección con nuestras ideas, pero tuvimos que idear una manera de ver las neuronas en acción. Queríamos ver si, de hecho, los humanos son realmente buenos tomando decisiones después de todo, y no tan buenos haciéndolo conscientemente. Kahneman dijo explícitamente a sus sujetos que posibilidades eran, pero nosotros dejamos que la mente inconsciente de la gente lo solucione. Es raro, pero la gente rara vez toma decisiones óptimas cuando se les dice los porcentajes por adelantado".

Pouget analizó los datos de un ensayo realizado en el laboratorio de Michael Shadlen, profesor de fisiología y biofísica en la Universidad de Washington. El equipo de Shadlen vio la actividad de un par de neuronas que normalmente responden a la visión de las cosas moviéndose a izquierda o derecha. Por ejemplo, cuando la prueba consistía en unos puntos en movimiento hacia la derecha dentro de la mezcla de otros puntos al azar, la neurona que codifica el "movimiento hacia la derecha" de vez en cuando se disparó. Durante la continuación de  la prueba, la neurona se dispararía más y con mayor frecuencia hasta llegar a un determinado umbral, lo que provocó una oleada de actividad en el cerebro y una respuesta del sujeto "a la derecha".

Pouget dice que un sistema probabilístico de toma de decisiones como éste tiene varias ventajas. La más importante es que nos permite llegar a una decisión razonable en un período razonable de tiempo. Si tuviéramos que esperar hasta que estemos 99 por ciento seguros antes de tomar una decisión, dice Pouget, entonces podríamos perder el tiempo acumulando datos innecesariamente. Si sólo se requiere una certeza del 51 por ciento, entonces podríamos llegar a una decisión antes de obtener suficientes datos.

Otra de las ventajas principales es que cuando por fin se llega a una decisión, tenemos una idea de cuánto estamos de seguros, digamos, 60 por ciento o 90 por ciento, dependiendo del lugar donde el umbral de activación se ha establecido. Pouget está ahora investigando cómo fija el cerebro este umbral para cada decisión, ya que no parece tener el mismo umbral para cada tipo de pregunta que encuentra.

Los resultados se publican en el 26 de diciembre en la revista Neuron.

. .

Nota del Editor: Este artículo no está destinado a proporcionar consejo médico, diagnóstico o tratamiento.

Más artículos

Los adolescentes con trastornos...

Los adolescentes con trastornos...

Esta investigación facilita las pruebas gráficas, imágenes de resonancia magnética, que soportan...

Las 10 Estrategias de manipulación...

Las 10 Estrategias de manipulación...

Últimamente en las charlas que damos aparecen con mayor asiduidad preguntas y comentarios sobre los posibles...

Los niños no vacunados son más...

Los niños no vacunados son más...

Existe una fuerte controversia sobre los efectos reales de la vacunas en los niños, disputa a la que...

La suciedad previene la alergi...

La suciedad previene la alergi...

Este es otro estudio que refrenda el papel crucial que tienen las bacterias en el desarrollo sano de...

Métodos coercitivos para la ma...

Métodos coercitivos para la ma...

En esta sección hemos mostrado ejemplos claros de manipulación dañina de la población por parte del poder,...

La emoción crea recuerdos resi...

La emoción crea recuerdos resi...

Reproducimos este artículo de Elba L Menecier porque hace un resumen perfecto, con el que estamos en...

¿Curando el autismo con bacter...

¿Curando el autismo con bacter...

Seguimos trayéndote artículos que describen aún más la imprescindible simbiosis total de nuestro cuerpo...

Suicidio e indefensión aprendi...

Suicidio e indefensión aprendi...

Te contábamos en septiembre de 2015 cómo era posible que existan personas que no reaccionan al ser...

< >