Ofertas especiales

Sesiones

Las sesiones, ahora también, por teléfono o Skype.

Sesiones gratuitas

Guiadas por alumnos en prácticas.

Apúntate al boletín

Alta en el boletín de noticias Mantente informado de nuestra últimas noticias y actividades

Novedades

documento pdf  Guía rápida y Díptico de consulta

Audio Receta básica de Libertad Emocional

Entrevista Online

Radio Online  Entrevista en
Radio Nueva Era

Audio Descargar entrevista

Agenda

<<  <  Julio 2019  >  >>
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sá  Do 
  1  2  3  4  5  6  7
  8  91011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Actividades

Charlas gratuitas

Actualmente no hay eventos disponibles

Cursos regulares

Citas

" No olvides que tu inconsciente es más inteligente que tú, más rápido que tú y más poderoso que tú. Puede incluso controlarte. Nunca lo sabes todo sobre sus secretos "

Webs asociadas

FreeDreams Logo

Gestión Emocional

Metamorfosis Emocional

 

La ciencia de las células que nunca envejecen

Elizabeth BlackburnEn la sección Blog de Actividades puedes encontrar un taller llamado: Reactivando mente, cuerpo y emociones, en el que se proponía la idea de que el envejecimiento es un proceso ralentizable e incluso reversible. En el taller se aportaban datos de personas e investigaciones que demostraban que era posible llegar a una edad avanzada sin los problemas físicos que han sido tópicamente asociados al envejecimiento.

En el vídeo que te presentamos en esta página, Elizabeth BlackburnPremio Nobel en 2009, nos confirma que podemos tener más control del que creemos sobre el envejecimiento aplicando las técnicas que proponíamos en el taller.

Si quieres más información sobre ella y su libro "La solución de los telómeros: Aprende a vivir sano y feliz", puedes consultar esta entrevista: Doce minutos de meditación diaria alarga la vida.

Conferencia original en ted. com

¿Qué hace que los cuerpos envejezcan, que la piel se arrugue, que salgan canas, que el sistema inmunológico se debilite? La bióloga Elizabeth Blackburn comparte un Premio Nobel por un trabajo que descubrió la respuesta, por el descubrimiento de la telomerasa, una enzima que repone los extremos de los cromosomas (telómeros), que se descomponen cuando las células se dividen. Obtenga más información acerca de la investigación pionera de Blackburn, que incluye cómo podemos tener más control del que creemos sobre el envejecimiento.

 

00:13

¿Dónde comienza el final? Bueno, para mí, todo comenzó con este pequeño compañero. Este adorable organismo. Bueno, creo que es adorable. Se llama Tetrahymena y es una criatura unicelular. También se le conoce como escoria de estanque. Así que eso es correcto, mi carrera comenzó con la escoria del estanque.

00:33

No fue una sorpresa que me convirtiera en científica. Creciendo lejos de aquí, de niña, tenía una curiosidad voraz sobre todo lo vivo. Solía recoger medusas venenosas, letalmente venenosas, y les cantaba. Y así comencé mi carrera. Tenía una curiosidad voraz por los misterios fundamentales de los bloques de construcción más básicos de la vida, y tuve la suerte de vivir en una sociedad donde se valoraba esa curiosidad.

01:05

Para mí, esta pequeña escoria Tetrahymenafue una excelente manera de estudiar el misterio fundamental. Tenía mucha curiosidad acerca de esos paquetes de ADN en nuestras células llamados cromosomas. Y tenía curiosidad sobre los extremos de los cromosomas, conocidos como telómeros. Cuando empecé mi búsqueda, sabíamos que ayudaban a proteger los extremos de los cromosomas. Era importante cuando las células se dividen. Era realmente importante, pero quería saber en qué consistían los telómeros, y para eso, necesitaba muchos de ellos. Y sucede que ese pequeño y lindo Tetrahymenatiene muchos cromosomas lineales cortos, unos 20.000, muchos telómeros. Y descubrí que los telómeros consistían en segmentos especiales de ADN no codificante justo en los extremos de los cromosomas.

01:59

Pero aquí hay un problema. Todos comenzamos la vida como una sola célula que se multiplica por dos; dos se convierten en cuatro; cuatro en ocho, y así sucesivamente hasta formar los 200 billones de células que componen nuestro cuerpo adulto. Y algunas de esas células tienen que dividirse miles de veces. De hecho, incluso mientras estoy aquí delante de Uds. , en todo mi cuerpo, las células están recargándose furiosamente para, mantenerme parada aquí delante de Uds. Y cada vez que una célula se divide, todo su ADN debe ser copiado, todo el ADN codificante dentro de esos cromosomas, porque eso lleva a las instrucciones de funcionamiento vitales que mantienen nuestras células en buen estado de funcionamiento, para que las células del corazón puedan mantener un ritmo constante que les aseguro que en este momento, no lo están haciendo, y mis células inmunes puedan luchar contra las bacterias y virus, y las células cerebrales puedan almacenar el recuerdo de nuestro primer beso y seguir aprendiendo durante toda la vida.

03:04

Pero hay un problema técnico en la forma en que se copia el ADN. Es solo uno de esos hechos de la vida. Cada vez que se divide la célula y se copia el ADN, se desgasta y acorta parte de ese ADN de los extremos, algo de ese ADN telomérico. Y piénsenlo como las puntas protectoras en los extremos de un cordón. Evitan que el cordón del zapato, o el cromosoma, se deshilache, y cuando esa punta es demasiado corta, se cae, y ese desgastado telómero envía una señal a las células. "El ADN ya no está siendo protegido". Envía una señal. Tiempo de morir. Y fin de la historia.

03:49

Bueno, lo siento, no tan rápido. No puede ser el final de la historia, porque la vida no ha desaparecido de la faz de la tierra. Y tuve la curiosidad, si tal desgaste es inevitable, ¿cómo se asegura la madre naturaleza de que podamos mantener nuestros cromosomas intactos?

04:08

¿Recuerdan a esa pequeña criatura escoria del estanque Tetrahymena? Lo más loco fue que las células de Tetrahymena nunca envejecían y morían. Sus telómeros no se acortaban conforme pasaba el tiempo. Algunas veces incluso se hacían más largas. Algo más intervenía en esto, y créanme, ese algo no estaba en ningún libro de texto. Así que trabajando en mi laboratorio con mi estupenda estudiante Carol Greider, --Carol y yo compartimos el Premio Nobel por este trabajo--comenzamos a realizar experimentos y descubrimos que las células tienen algo más. Era una enzima nunca antes soñada que podría reponer, alargar más tiempo, los telómeros, y lo llamamos telomerasa. Y cuando eliminamos la telomerasa de nuestra escoria, sus telómeros se degradaron y murieron. Así, fue gracias a su abundante telomerasa que nuestras criaturas de espuma de estanque nunca envejecían.

05:10

Ese es un mensaje increíblemente esperanzador que nosotros, los humanos, recibimos de la escoria del estanque, porque resulta que conforme los humanos envejecemos, nuestros telómeros se acortan, y notablemente, ese acortamiento nos está envejeciendo. En términos generales, cuanto más largos son los telómeros, mejor uno está. Es el acortamiento de los telómeros lo que nos lleva a sentir y ver signos de envejecimiento. Mis células de la piel comienzan a morir y empiezo a ver líneas finas, arrugas. Las células del pigmento del cabello mueren. Comenzamos a ver canas. Las células del sistema inmune mueren. Uno aumenta el riesgo de enfermarse. De hecho, la investigación acumulada de los últimos 20 años ha dejado en claro que la atrición de los telómeros contribuye al riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares, Alzheimer, algunos cánceres y diabetes, las mismas enfermedades de las que muchos de nosotros morimos.

06:12

Y tenemos que pensar en esto. ¿Qué está pasando? Este desgaste, miramos y nos sentimos mayores, sí. Nuestros telómeros están perdiendo la guerra de desgaste más rápido. Y quienes nos sentimos jóvenes por más tiempo, es porque nuestros telómeros se están quedando por períodos de tiempo más largos, extendiendo nuestro sentimiento de juventud y reduciendo los riesgos de todo lo que más tememos a medida que pasan los cumpleaños.

06:44

Bien, parece una obviedad. Si mis telómeros están conectados a la rapidez a la que me sentiré vieja y envejeceré, si mis telómeros pueden ser renovados por mi telomerasa, entonces lo que tengo que hacer para revertir los síntomas del envejecimiento es averiguar dónde comprar esa botella de tamaño familiar de la telomerasa en el comercio justo orgánico grado A, ¿verdad? ¡Estupendo! Problema resuelto.

07:14

(Aplausos)

07:15

No va tan rápido, lo siento. Por desgracia, ese no es el caso. ¿Y por qué? Es porque la genética humana nos ha enseñado que cuando se trata de nuestra telomerasa, los humanos vivimos al filo de la navaja. Dicho de forma sencilla, incentivar la telomerasa baja el riesgo de algunas enfermedades, pero también aumenta el riesgo de ciertos cánceres bastante desagradables. Incluso si se pudiera comprar esa botella de telomerasa de tamaño familiar, y hay muchos sitios web que comercializan dichos productos dudosos, el problema es que podría impulsar el riesgo de cáncer. Y eso no lo queremos.

08:09

Pero, no se preocupen, y aunque creo que es gracioso que ahora mismo, muchos podemos pensar, bueno, prefiero ser como una escoria de estanque.

08:22

(Risas)

08:26

Hay algo para los humanos en la historia de los telómeros y su mantenimiento. Pero quiero aclarar una cosa. No se trata de extender enormemente la vida humano, la inmortalidad. Se trata de un lapso de salud. El lapso de vida es la cantidad de años de nuestra vida cuando se está libre de enfermedades, se está saludable, se es productivo, se disfruta de la vida. El período de enfermedad, lo opuesto al lapso de salud, es el momento de la vida en que uno se siente viejo y enfermo y muriendo. Entonces la verdadera pregunta es: Si no puedo engullir telomerasa, ¿tengo control sobre la longitud de mis telómeros y de mi bienestar y mi salud, sin esos inconvenientes de los riesgos de cáncer? ¿Sí?

09:14

Es el año 2000. Estaba escudriñando minuciosamente pequeños diminutos telómeros muy felizmente, muchos años, cuando en mi laboratorio vino una psicóloga llamada Elissa Epel. La experiencia de Elissa es sobrelos efectos del estrés psicológico severo y crónico en la salud de nuestra mente y nuestro cuerpo. Y allí estaba parada en mi laboratorio, que irónicamente no vio la entrada a un depósito de cadáveres.

09:46

(Risas)

09:48

Y ella tenía una pregunta de vida o muerte para mí. "¿Qué sucede con los telómeros en personas estresadas crónicamente? ", me lo preguntó. Ella había estado estudiando a los cuidadores, y específicamente a madres de niños con una enfermedad crónica, ya sea un trastorno intestinal, autismo, lo que sea. Se trata de un grupo obviamente bajo un estrés psicológico enorme y prolongado. Tengo que decir que su preguntame cambió profundamente. Todo este tiempo estuve pensando en los telómeros como esas minúsculas estructuras moleculares que son, y los genes que controlan los telómeros. Y cuando Elissa me preguntó sobre estudiar a los cuidadores, de repente vi los telómeros bajo una luz completamente nueva. Vi más allá de los genes y los cromosomas en las vidas de las personas reales que estábamos estudiando. Soy mamá y en ese momento me llamó la atención la imagen de estas mujeres tratando con un niño con una afección muy difícil de tratar, a menudo sin ayuda. Y esas mujeres, simplemente, a menudo parecen desgastadas. ¿Era posible que sus telómeros también estuvieran desgastados?

11:13

Eso despertó nuestra curiosidad colectiva. Elissa seleccionó para nuestro primer estudio a un grupo de madres cuidadoras. Y queríamos preguntar: ¿Cuál es la longitud de sus telómeros en comparación con la cantidad de años que han estado cuidando a su hijo con una enfermedad crónica? Así que pasan cuatro años y llega el día en que están todos los resultados, y Elissa mira nuestro primer diagrama de dispersión y literalmente jadea, porque había un patrón en los datos, y era el gradiente exacto que más temíamos que pudiera existir. Estaba justo allí en la página. Cuanto más tiempo, más años la madre había estado en esta situación de cuidado, no importaba su edad, más cortos eran sus telómeros. Y cuanto más ella percibía su situación como más estresante, más baja era su telomerasa y más cortos sus telómeros.

12:19

Entonces, descubrimos algo inaudito:cuanto más estrés crónico tienes, más cortos son tus telómeros, lo que significa que es más probable que seas víctima de una enfermedad temprana y tal vez de muerte prematura. Nuestros hallazgos significaban que los eventos de la vida de las personas y la forma en que respondemos a estos eventos puede cambiar la manera en que uno mantiene sus telómeros. La longitud de los telómeros no era solo una cuestión de edad contada en años. La pregunta que Elissa me hizo la primera vez que vino a mi laboratorio, era una pregunta de vida o muerte.

13:01

Afortunadamente, escondida en esa información había esperanza. Notamos que algunas madres, a pesar de haber cuidado a sus hijos durante muchos años, habían sido capaces de mantener sus telómeros. Así que el estudio de estas mujeres reveló que eran resistentes al estrés. De alguna manera, pudieron experimentar sus circunstancias no como una amenaza diaria, sino como un desafío, y esto ha llevado a una visión muy importante para todos nosotros: tenemos control sobre la forma en que envejecemos a lo largo del camino hasta nuestras células.

13:39

Nuestra curiosidad inicial se volvió contagiosa. Miles de científicos de diferentes campos añadieron su experiencia a la investigación de telómeros, y los hallazgos han llegado. Hay hasta más de 10 000 artículos científicos y siguen sumándose. Varios estudios confirmaron rápidamente nuestro hallazgo inicial de que sí, el estrés crónico es malo para los telómeros. Y muchos son reveladores de que tenemos más control sobre este particular proceso de envejecimiento de lo que ninguno de nosotros podría haber imaginado. Algunos ejemplos:un estudio de la Universidad de California, Los Ángeles, de personas que están al cuidado de un pariente con demencia a largo plazo, observó la capacidad de resistencia de los telómeros de sus cuidadores y descubrió que se había mejorado practicando una forma de meditación tan solo 12 minutos al día durante dos meses. La actitud importa. Si habitualmente uno tiene pensamientos negativos, se ve una situación estresante con una amenaza de respuesta al estrés, es decir, si el jefe quiere verte, automáticamente piensas: "Estoy a punto de ser despedido"y tus vasos sanguíneos se estrechan, y tu nivel de cortisol, la hormona del estrés, aumenta, y luego se mantiene arriba, y con el tiempo, ese nivel persistentemente alto de cortisol en realidad, amortigua tu telomerasa. No es bueno para tus telómeros.

15:14

Por otra parte, si normalmente ves algo estresante como un desafío que debe abordarse, entonces la sangre fluye a tu corazón y a tu cerebro, y experimentas un pico breve pero energizante de cortisol. Y gracias a esa actitud habitual de "fuerza", tus telómeros están bien. Así que, ¿qué nos dice todo esto? Los telómeros están bien. Realmente tenemos poder para cambiar lo que le sucede a los propios telómeros.

15:56

Pero nuestra curiosidad se volvió más y más intensa, porque empezamos a preguntarnos, ¿qué pasa con los factores externos a nuestra propia piel? ¿Podrían afectar la resistencia de los telómeros también? Los humanos somos seres intensamente sociales. ¿Era posible que nuestros telómeros también fueran sociales? Y los resultados han sido sorprendentes. Ya desde la infancia, la negligencia emocional, la exposición a la violencia, el acoso escolar y el racismo todos impactan en los telómeros, y los efectos son a largo plazo. ¿Pueden imaginar el impacto en los niños de vivir años en una zona de guerra? Las personas que no pueden confiar en sus vecinos y que no se sienten seguras en sus barrios consistentemente tienen telómeros más cortos. Por lo tanto, la dirección de su hogar también es importante para los telómeros. Por otro lado, comunidades muy unidas, estar en un matrimonio a largo plazo, y tener amistades para toda la vida, incluso todos mejoran el mantenimiento de los telómeros.

17:10

Y ¿qué que nos dice todo esto? Nos dice que tenemos el poder de impactar los propios telómeros, y también tenemos el poder de impactar el de otros. La ciencia de los telómeros nos dice cuán interconectados estamos todos.

17:29

Pero todavía siento curiosidad. Me pregunto: ¿Qué legado todos nosotros dejaremos a la próxima generación? ¿Invertiremos en la próxima joven mujer u hombre que mire por un microscopio la próxima criaturita, el siguiente fragmento de escoria del estanque, con curiosidad por una pregunta que ni sabemos hoy que es una pregunta? Podría ser una gran pregunta que podría afectar a todo el mundo. Y quizá, tal vez, sientan curiosidad sobre Uds. mismos. Ahora que saben cómo proteger sus telómeros, ¿sienten curiosidad por lo que van a hacer con todas esas décadas de buena salud? Y ahora que saben que podrían influir en los telómeros de otros, ¿sienten curiosidad por cómo marcarán la diferencia? Y ahora que conocen el poder que tiene la curiosidad para cambiar el mundo, ¿cómo asegurarán que el mundo invierta en curiosidad por el bien de las generaciones venideras?

18:38

Gracias.

18:39

(Aplausos)

Más artículos

Estimulación eléctrica en para...

Estimulación eléctrica en para...

Extracto del artículo original publicado en The Lancet, Early Online Publication, 20 Mayo 2011 - doi:10.1016/S0140-6736(11)60547-3. Este...

Cómo afectan los campos geomagnéticos...

Cómo afectan los campos geomagnéticos...

Te traemos un artículo sobre estudios que muestran que los campos geomagnéticos y la actividad solar...

 TDAH, Acoso escolar y la Destrucción...

TDAH, Acoso escolar y la Destrucción...

Publicábamos en 2013 "TDAH: ¿enfermedad inexistente o sobrediagnosticada?", donde se mostraba una realidad...

¿Son las drogas la causa de la...

¿Son las drogas la causa de la...

El Dr. Maté es antiguo profesor de instituto y reconocido experto en adicción, que pide un enfoque compasivo...

Colesterol, el gran engaño

Colesterol, el gran engaño

Éste es un documental emitido en "La noche temática" de la 2, que nos relata la oscura historia detrás...

El cerebro ¿un gran desconocid...

El cerebro ¿un gran desconocid...

Reproducimos en esta página la interesantísima conferencia sobre neurociencia, que impartió Manuel Martín...

Relación entre la comida y nuestras...

Relación entre la comida y nuestras...

¿Hablar o tragar? Como afirma la psicóloga Isabel Menéndez en su libro Alimentación Emocional. “Las...

Gusanos inmortales

Gusanos inmortales

En la biología de la escuela siempre nos han enseñado que los seres vivos nacen, crecen, se reproducen...

< >