Ofertas especiales

Sesiones

Las sesiones, ahora también, por teléfono o Skype.

Descuentos:

Desempleados, estudiantes y 3ª edad hasta el 70%.

Apúntate al boletín

Alta en el boletín de noticias Mantente infomado de nuestra últimas noticias y actividades

Novedades

documento pdf  Guía rápida y Díptico de consulta

Audio Receta básica de Libertad Emocional

Entrevista Online

Radio Online  Entrevista en
Radio Nueva Era

Audio Descargar entrevista

Agenda

Agenda
<< Noviembre 2017 >> 
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
    1  2  4  5
  8  912
161819
21222326
272930   

Próximas actividades

Citas

Cuándo los hechos cambian, cambio de opinión. ¿Qué hace usted, señor?

John Maynard Keynes

Iniciar sesión



¿Cómo puedes liberar tu inseguridad? PDF Imprimir E-mail

Gato y leónLa inseguridad en las personas se manifiesta de distintas formas: no sólo está relacionada con el aspecto físico o la necesidad de ocultarse para acoplarse a otra persona o algún grupo. La manera en la que nos relacionamos con los demás es un espejo de la relación que tenemos con nosotros mismos, por ello tratamos a otros como nos tratamos a nosotros.

Nuestras acciones nos describen: dice más de nosotros la actitud que tomamos ante las situaciones, la manera en la que nos expresamos, que cualquier estereotipo adquirido por alguna manera de vestir o discurso prediseñado.

Por eso, cuando la necesidad de controlar todo externamente hace acto de presencia, estamos recibiendo y enviando una señal innegable de que hay un grave problema de inseguridad, que podría tener origen en situaciones del pasado o a que constantemente nos comparamos con otros, así que deja de compararte con los demás y vive tu propia vida.

La trampa real es tu inseguridad

Es más sencillo culpar a la vida por las cosas que nos suceden y que nos hacen sentir impotentes, y si bien es cierto que no podemos controlar que aparezca una enfermedad, la traición de algún ser querido, los accidentes y otras situaciones, siempre podemos elegir sanar el problema para que no vuelva a suceder.

Es común asociar la inseguridad a experiencias pasadas en las que nos han hecho daño o que hemos resultado heridos, y es aceptable, pero reproducir este patrón disfrazado en la necesidad de control sólo te hará más daño. ¿Por qué? Porque al querer controlar todo nunca estarás viviendo realmente, sino intentando traer a la realidad un guion prediseñado en tu cabeza.

Por ejemplo, si alguna vez tu pareja te fue infiel, podrías proyectar sus defectos a tus nuevas parejas, alimentando tu inseguridad y queriendo controlar todo para que en tu nueva relación no te suceda.

Querrás supervisar obsesivamente sus redes sociales, revisar permanentemente su celular, le espiarás y un montón de actitudes que denotan una gran falta de confianza que, sí, puede ser fruto de la falta de fe en tu pareja por otra situación, pero más que eso, es el inmenso temor a volver a sentirte vulnerable.

Podría salir todo “bien” o terriblemente mal, pero definitivamente nunca disfrutarás plenamente con el fantasma de tu inseguridad rondando en cada momento.

Por eso, antes de entrar en pánico cuando lleguen los problemas, sacar conclusiones precipitadas y predisponerte hasta el fin de los tiempos: ¡respira! Observa objetivamente el asunto.

Antes de enfocarte en tratar de cambiar en el exterior lo que no puedes controlar y desgastarte en hacerle la guerra, hazte el favor de centrarte en lo que sí puedes llevar a cabo.

El control es una ilusión

¡Aceptémoslo! Por más que tengamos planes A, B y C en nuestra vida, siempre habrá circunstancias que modifiquen o intervengan la idea. Podemos gastar miles de horas de nuestra vida escondiendo nuestras emociones con poses o máscaras, pero tarde o temprano esta falta de honestidad -especialmente, con nosotros mismos- jugará en nuestra contra.

Lo principal es ser honestos en todo momento con nosotros mismos y dejarnos ser, respetar nuestras emociones y sentimientos. Todo es temporal: liberar las emociones para darle el valor justo a las cosas en su momento, nos aliviará más que querer controlar, contener y después estallar de caos.

La clave es aprender a jugar sin reglas, lo que solo podrás conseguir si tienes una buena base de amor propio, o lo que es lo mismo, la suficiente fe en ti mismo como para saber que saldras bien librad@s de lo que venga. Estado al que llegarás una vez hayas soltado los miedos asociados al problema que te afecta.

Sé tu ayudante y no tu saboteador
  • No te victimices: no pongas el peso de todo en tus hombros ni asumas que el universo está en tu contra. Enfrenta cada situación como el aprendiz de una solución, como quien le saca provecho a los problemas. Tienes en ti el poder para liberar todos tus miedo y limitaciones, con lo que no tienes escusa para no cambiar.
  • Valórate: suelta tus miedos y construirás pensamientos que sean el espejo de tus sentimientos, de esta manera la validación externa a través de comentarios de otro no te harán tambalearte.
  • Suelta lo que no te sirve: ¿te sirve para algo el rencor por algo que pasó antes? ¿Verdad que no? ¡Déjalo atrás! No vivas pesado llevando cargas inútiles, ni el miedo por algo que no va a suceder.
  • Cuida de ti mismo como cuidarías a alguien a quien amas: haz cosas que te permitan sentirte bien, de esta manera reforzarás la confianza en ti como alguien que se protege mejor que nadie. ¡Ámate a través de tus hábitos! Empieza con pequeños retos como tomar un buen desayuno para coger energías o pequeñas rutina de relajación y ejercicio acompañadas de un playlist que te haga sentir genial.

Habrá muchos momentos en los que querrás tirar la toalla, pero ten siempre en mente que las cosas que suceden en nuestra vida, son patrones atraídos por cada uno de nosotros; cada situación es una oportunidad de aprender, de reinventarnos y dejar salir una mejor versión de nosotros mismos.

 

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben

Última actualización el Viernes, 31 de Marzo de 2017 13:16
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Licencia Creative Commons ReconocimientoNota importante: Mientras las técnicas que empleamos los terapeutas de Libertad Emocional han producido resultados clínicos notables, todavía se deben considerar en etapa experimental. Por tanto los practicantes y el público deben tomar plena responsabilidad por su uso. Consultar con un profesional cualificado de la salud respecto al uso de las Técnicas de Libertad Emocional.