Ofertas especiales

Sesiones

Las sesiones, ahora también, por teléfono o Skype.

Descuentos:

Desempleados, estudiantes y 3ª edad hasta el 70%.

Apúntate al boletín

Alta en el boletín de noticias Mantente infomado de nuestra últimas noticias y actividades

Novedades

documento pdf  Guía rápida y Díptico de consulta

Audio Receta básica de Libertad Emocional

Entrevista Online

Radio Online  Entrevista en
Radio Nueva Era

Audio Descargar entrevista

Agenda

Agenda
<< Noviembre 2017 >> 
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
    1  2  4  5
  8  912
161819
21222326
272930   

Próximas actividades

Citas

«Somos seres emocionales que aprendimos a pensar, y no máquinas pensantes que sentimos»

Estanislao Bachrach

Iniciar sesión



Prosperidad PDF Imprimir E-mail

ProsperidadLa prosperidad material no es debida a causas externas a uno mismo. Son nuestras programaciones subconscientes las que hacen que no veamos, o no tomemos, el camino correcto hacia el bienestar material, o incluso nos saboteen y perdamos todo lo obtenido si esa consecución no se ajusta a nuestra autoimagen.

También es importante tener en cuenta que los sentimientos sobre el dinero casi nunca son sobre el dinero. El dinero por sí solo, no tiene sentido. Tiene que ver con las relaciones, con uno mismo y con los demás, lo que merezco de ellas y lo que no. El dinero se utiliza de muchas formas para representar los sentimientos enterrados, tu propia imagen y tu identidad personal. Por ejemplo, la gente que nunca tiene suficiente dinero por lo general siente que no es suficiente y tiene poco que ofrecer.

El patrimonio neto de una persona es a menudo un reflejo de su auto-valía. Cuando las personas dicen que no ganan lo suficiente para ganarse la vida, por lo general significa que se sienten sin apoyo y poco apreciadas. La prosperidad es realmente un trabajo interno.

Vídeo

Este vídeo ahonda más en los conceptos y el proceso.

 

Propuesta para el cambio

En esta página te proponemos un abordaje general del problema, inspirado en BSFF, que te permitirá entrar en contacto con los patrones que limitan tu prosperidad y soltarlos de manera controlada. Para ello, te sugerimos que cojas papel y boli para ir contestando a las preguntas que te encuentres. Este proceso permite que el subconsciente contacte con las emociones involucradas, siendo éste el primer paso para poder liberarlas definitivamente. Encontrarás que hemos hecho una lista de preguntas que tratan el tema desde varios enfoques. También hay frases específicas para tratar las resistencias o bloqueos al cambio, ya que, si estos están presentes pueden detener la resolución del problema.

Tómate tu tiempo, lo mejor es hacerlo sin prisa, siendo consciente de que esto lo haces para cuidarte, y si ves que te cuesta responder a las preguntas, haz "una receta" para soltar la tensión. Realizando este proceso un par de veces por semana notarás los cambios rápidamente.

Resistencias al empezar

Puede que enfrentarte a tu falta de prosperidad sea un proceso difícil y aún más si tienes creencias que te inquieten antes de comenzar, como pueden ser: 

  • ¿Y si me doy cuenta de que soy mala persona?
  • ¿Y si descubro que mi vida es una farsa?
  • ¿Y si he estado sufriendo inútilmente?
  • ¿Y si mi vida ha sido un despropósito?
  • ¿Y si me he estado haciendo daño?
  • ¿Y si no puedo cambiar?

Apunta todos los pensamientos, síntomas, emociones y recuerdos que vengan. Una vez hayas respondido coge la lista de frases que hayas escrito y realiza este proceso de liberación

  1. Lee la primera frase y hazte consciente de si te genera algún malestar. Quédate con la frase si la sientes cierta de algún modo o si la rechazas, porque en los dos casos habrá aparecido una emoción a liberar.

  2. Si es así, libera el malestar empleando la técnica que tú prefieras. Si aparecen nuevas frases añádelas a la lista.

  3. Una vez hayas terminado vuelve a leerla. Si todavía te afecta vuelve al paso 2.

  4. Continúa este mismo proceso con todas las frases de la lista.

Empezando

Escribe tan rápido como puedas todos los pensamientos que te vengan al responder a estas preguntas.

  1. ¿Qué entiendes por prosperidad?

  2. ¿Qué asocias con prosperidad?

  3. ¿Qué es la escasez?

  4. ¿Hay cosas escasas?

  5. ¿Los buenos sentimientos son escasos?

  6. ¿Es escaso el tiempo?

  7. ¿Qué ganas si prosperas?

  8. ¿Qué pierdes si prosperas?

Una vez hayas respondido coge la lista de frases que hayas apuntado y realiza el proceso de liberación.

Crear prosperidad

Apunta cualquier tensión física, pensamiento, recuerdo o emoción que aparezca al realizar estas visualizaciones para tratarlos luego. Como pueden surgir muchas cosas haz el proceso de liberación después de cada visualización.

  1. Pensar en como conseguir prosperidad.

  2. Pensar en permitirme manifestar mi prosperidad.

  3. Imaginarme libre de preocupaciones por el dinero.

  4. Pensar en qué me costará sentirme seguro financieramente.

  5. Pensar en volverme un trabajo adicto.

  6. Pensar en dejar solos a mis seres queridos.

  7. Pensar en transformarme en alguien que no quiero.

  8. Imaginarme teniendo todo lo que siempre he querido.

  9. Pensar en mí como un error.

  10. Pensar en ser financieramente independiente.

  11. Pensar en tener todo el dinero y éxito que pueda tener.

  12. Pensar en lo duro que tendré que trabajar para ganar más dinero.

  13. Pensar en ser rico.

  14. Pensar en lo que deberé hacer para ser rico.

  15. Pensar en permitirme realizar mis sueños y esperanzas más profundas.

  16. Pensar en sabotear mis mejores esfuerzos.

  17. Pensar en si me merezco tener abundancia financiera.

  18. Imaginarme aceptándome completamente de cualquier modo.

  19. Imaginarme siendo generoso y amable conmigo mismo.

  20. Imaginar perdonarme.

Dar y recibir

El sentimiento de escasez y el flujo de las cosas materiales en tu vida están muy relacionados. Lee la lista de frases de abajo y realiza el proceso de liberación. Apunta cualquier tensión física, pensamiento, recuerdo o emoción que aparezca para tratarlo luego. Como pueden surgir muchas cosas haz el proceso de liberación después de cada frase.

  1. Necesito acumular y guardar.

  2. Tengo miedo de perder algo.

  3. Tuve que dejar dolorosamente ir algo de valor para mí.

  4. No es suficiente para mí.

  5. Dificultad para sentirme seguro y protegido.

  6. Siempre voy a estar perdiendo algo.

  7. Si doy pierdo.

  8. He tenido miedo de dar.

  9. He tenido miedo al recibir.

  10. Dar y recibir son un reto para cualquier parte de mí.

  11. Dar es mejor que recibir.

  12. Recibir es mejor que dar.

  13. No existe un equilibrio entre el dar y recibir en mi vida.

  14. Doy más de lo que pueden pagar.

  15. Recibo sin dar nada a cambio.

  16. Creo que no puedo recibir lo que estoy esperando.

  17. No me permito recibir tanto como puedo.

  18. He perdido algo de valor, debido a la imposibilidad de recibir.

  19. Me han dicho que no pida lo que necesito.

  20. Muchas veces mis expectativas no se cumplieron.

  21. Lo que doy no es lo que realmente quieren y necesitan.

  22. Es egoísta de hacerse cargo de mis necesidades.

  23. No soy dign@ de recibir primero.

  24. Tengo tantos sueños rotos.

  25. Espero la decepción.

  26. Mi vida está vacía a pesar de todas mis pertenencias.

  27. Estoy abrumado por mis pertenencias.

  28. Estoy amarrado a mis pertenencias.

  29. Mis pertenencias están bloqueando mi natural progresión en la vida.

  30. Necesito acaparar cosas.

  31. El vacío es peligroso.

  32. Necesito cosas en exceso para estar seguro.

  33. Necesito tener más posesiones de lo que puedo manejar.

  34. Tengo que hacer frente a más tareas de las que puedo manejar.

  35. Estoy abrumado por todos mis bienes y derechos.

  36. Mis posesiones y deberes están obstaculizando mi libertad.

  37. Necesito mantener todo lo que tiene un efecto negativo en mí.

  38. No estoy cumpliendo mis verdaderas necesidades.

  39. No cumplo mis necesidades reales y me está afectando.

Ejercicios para sentir el dinero:

Apunta cualquier tensión física, pensamiento, recuerdo o emoción que aparezca en cada punto y aplica el proceso de liberación.

  1. Un céntimo ahorrado ...: Sólo tienes que mantener la moneda más pequeña en tu país en la mano y mirarla.

  2. El concepto de dinero: ¿Dónde sientes el "dinero" en tu cuerpo? ¿Tienes algún escudo con el dinero? ¿Algún lugar donde se aferra a esa forma de energía?

  3. El Pasado, Presente y Futuro: recuerda como ha sido para ti (y tu familia, en su caso) la historia del dinero. Después, piensa sobre tu dinero presente y tu dinero futuro.

  4. La aceptación de ser rico: elige una representación de los ricos. No, no sólo esa clase de ricos - Quiero decir, realmente rico. Sultán de Brunei; Rey Sol de Francia, Ciudadano Kane. Una imagen de un palacio, el diamante Hope o las bóvedas de Fort Knox podría ser útil para que puedas trabajar con tu respuesta a esto.

  5. Ejercicios con otros: especialmente en el contexto del dinero, el poder de dar y recibir sin agarrarse o tratar de impedir el flujo natural (¡o incluso de acelerarlo artificialmente!) es absolutamente esencial para entender bien cómo funciona el dinero. Imagínate dando, y después recibiendo, grandes cantidades de dinero.

Problemas con el dinero

Lee la lista de frases de abajo y realiza el proceso de liberación. Apunta cualquier tensión física, pensamiento, recuerdo o emoción que aparezca y aplica el proceso de liberación.

  1. No me gusta tratar con el dinero.

  2. El dinero es la raíz de todo mal.

  3. Sólo a las personas egoístas les importa el dinero.

  4. No es espiritual prestar atención al dinero.

  5. Cuando estoy tratando con el dinero, me siento abrumad@ y temeros@.

  6. Nunca voy a hacer esto bien.

  7. Las personas como nosotr@s nunca serán ricas.

  8. Estoy dispuest@ a prestar más atención a mi dinero.

  9. No me gusta tratar con dinero porque no me gusta mirar mis deficiencias.

  10. No valgo mucho.

  11. Me siento sin apoyo.

  12. Me siento muy sol@. (Esto está a menudo detrás de los sentimientos de inseguridad financiera.)

  13. He hecho cosas que me avergüenzan, por lo que no es adecuado que gane dinero.

  14. No cuido bien del dinero.

  15. No voy a tener suficiente dinero para las cosas que necesito.

  16. Me temo que voy a estar en la calle sin un lugar donde ir.

  17. No puedo mantenerme.

  18. Siento que no tengo apoyo.

  19. Me siento tan impotente.

  20. Nadie me aprecia.

  21. Tengo que ser rescatad@.

  22. Si alguien me rescata, sabré que me quieren.

  23. Si la gente me presta el dinero, me siento más conectad@.

  24. Al pedir prestado el dinero, sé que no estoy sol@.

  25. Si me prestan dinero, sé que me quieren y confían en mí.

  26. Si los hermanos de mi madre / padre / me amasen, me hubiesen ayudado económicamente.

  27. Me siento desconectad@ de mi poder personal.

  28. Me siento desconectad@ de Dios / Ser Superior.

  29. Si Dios / Poder Superior realmente se preocupara de mí, no estaría tan destrozad@.

  30. Estoy dispuest@ cuidar bien de mi dinero.

  31. Estoy dispuest@ a cuidar mejor de mí mism@.

  32. Estoy dispuest@ a prestar atención a mis propias necesidades y cumplir con ellas yo mism@.

  33. Estoy dispuest@ a dejar de buscar a otras personas para que cuiden de mí.

  34. Soy capaz de cuidar de mí mism@.

  35. Estoy dispuest@ a conectarme a más gente para no sentirme tan sola.

  36. Estoy dispuest@ a ser más auténtica acerca de mis sentimientos.

  37. Estoy dispuest@ a dejar de abandonarme.

  38. Si uno de nosotros tiene que estar incómodo, no tengo por qué ser yo.

  39. Estoy dispuest@ a defenderme.

Trabajo

Es curioso que la etimología de trabajo implica sufrimiento y el desarrollo de actividades serviles. Ten esto en cuenta y repite el proceso que ya conoces con estas frases.

  1. El dinero compra la vida.

  2. Hay que ganarse la vida.

  3. El dinero viene del trabajo.

  4. Si no trabajas no vales.

  5. El dinero no crece en los árboles.

  6. Si no lo tengo dinero no valgo.

  7. No merezco tener demasiado dinero.

  8. Debo de ser insuficiente, porque no puedo conseguir un trabajo que paguen bien.

  9. Tengo miedo de pedir dinero.

  10. Tengo miedo de pedir dinero, aunque sé que hago un buen trabajo.

  11. Me siento muy apreciad@.

  12. Deseo que alguien reconozca mi trabajo.

  13. Otras personas parecen tener siempre más que yo.

  14. A otras personas les resulta más fácil hacer dinero que a mí.

  15. La mayor vergüenza es no poder mantener a mis seres queridos.

  16. Tengo miedo de perder todo lo que tengo.

  17. Yo no soy lo suficiente.

  18. Soy lo suficientemente buen@.

  19. Nunca podré vivir con las expectativas de mis padres.

  20. Nunca voy a conseguir un aumento.

  21. Mis padres siempre estaban avergonzados de mí.

  22. Mis padres nunca me quisieron.

  23. Siempre he sido una carga.

  24. Si gano la lotería, voy a estar bien.

  25. Cuento con ganar la lotería.

Última actualización el Martes, 21 de Abril de 2015 11:09
 

Comentarios  

 
0 #1 Indiana 24-06-2017 15:41
Todo esta en uno, asiq de nuestro deseo y ganas depende nuestro éxito nuestra prosperidad y nuestra forma de vivir a darle para adelante!!!!
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Licencia Creative Commons ReconocimientoNota importante: Mientras las técnicas que empleamos los terapeutas de Libertad Emocional han producido resultados clínicos notables, todavía se deben considerar en etapa experimental. Por tanto los practicantes y el público deben tomar plena responsabilidad por su uso. Consultar con un profesional cualificado de la salud respecto al uso de las Técnicas de Libertad Emocional.