Agenda

<<  <  Agosto 2019  >  >>
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sá  Do 
     1  2  3  4
  5  6  7  8  91011
12131415161718
19202122232425
262728293031 

Actividades

Charlas gratuitas

Actualmente no hay eventos disponibles

Cursos regulares

Citas

" Lo que no se hace consciente se manifiesta en nuestras vidas como destino. "
Carl Jung

Webs asociadas

FreeDreams Logo

Gestión Emocional

Metamorfosis Emocional

 

El nivel socioeconómico de los padres, barrera para la salud infantil

Carencia social

No es la primera vez que traemos artículos que relacionan las condiciones de vida con los problemas de salud. En el artículo "La crisis económica empeora la salud de los españoles" citábamos el informe de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) del año 2010, que entre otras cosas decía:

 " '[...]pasando por alto los auténticos determinantes de la salud', que son sobre todo las condiciones de vida y de trabajo, la educación, la vivienda y los hábitos de vida".

"La crisis económica está empeorando la salud de los españoles porque empeoran sus condiciones de vida y trabajo."  

Realidad que quedaba plasmada en imágenes en el documental: "Los que se quedan".

Pero el problema no es solo de los adultos. Los niños son los más vulnerables en estas situaciones, dejándoles marcas de por vida, porque:

"[...] especialmente entre los más pequeños: la profesión, el nivel educativo o los ingresos de los padres son determinantes en las probabilidades de tener una mejor o peor salud física y mental durante la infancia".

En Libertad Emocional creemos que la manera más efectiva de paliar, y comenzar a resolver, esta situación es proveer a las familias con las herramientas de educación emocional básicas para evitar que las vivencias traumáticas dejen huellas permanentes, salvaguardando su salud, tanto física como mental.

Artículo original de ctxt.es

JAVI SÁNCHEZ DE LA VIÑA, 21 DE DICIEMBRE DE 2018

 

No solo la educación o la renta de los progenitores condiciona los niveles de salubridad física y mental de los menores también las redes de apoyo social, el empleo o el origen geográfico

Gradiente social de la salud. Así se conoce al fenómeno que relaciona el nivel socioeconómico de la población con su grado de bienestar y salubridad. La definición, por técnica, no escapa de la realidad más inmediata, especialmente entre los más pequeños: la profesión, el nivel educativo o los ingresos de los padres son determinantes en las probabilidades de tener una mejor o peor salud física y mental durante la infancia.  

Pero no son los únicos factores. Según el artículo ¿Cómo afecta la vulnerabilidad social a la salud infantil?otros componentes familiares menos evidentes, como el empleo, las redes de apoyo social o el origen geográfico también generan correlaciones con las vulnerabilidades asociadas a la salud. De esta forma, el 65% de los menores europeos cuyos padres no disponen de una red social amplia siguen patrones de alimentación no saludables. Mientras, más de la mitad de los niños con padres desempleados también sufren esta situación.  

Los autores de la investigación, Isabel Iguacel Azorín y Luis Alberto Moreno Aznar, del grupo GENUD de la Universidad de Zaragoza, advierten que este tipo de desigualdades es muy común en gran parte de Europa, independientemente del nivel de renta de los países donde sucede. En España, además, la crisis económica no ha hecho más que agravar la brecha.

Uno de los problemas de salud pública más importantes de los últimos años y que cuenta con un importante gradiente social en la infancia es la obesidad. El estilo de vida, asociado al nivel de sedentarismo, a la actividad física o a la calidad de la alimentación, varía enormemente en función del grupo socioeconómico que se analice: los grupos más bajos tienen el doble de posibilidades de sufrir obesidad que los más acomodados, y por lo tanto son más tendentes a sufrir patologías como la diabetes.

Pero también existen factores sociales que se escapan de los condicionantes económicos clásicos. Por ejemplo, el origen geográfico o étnico. En Europa, los niños pertenecientes a minorías étnicas tienen más probabilidades de tener sobrepeso.

En España, uno de los países del continente con más prevalencia de la obesidad, las diferencias entre minorías y grupos socioeconómicos también es notable. A los seis años, cerca de la mitad de los niños del país con origen lationoamericano tienen sobrepeso. Si se trata de menores de etnia gitana, el problema afecta a casi 3 de cada 4, frente al 28% de niños que no pertenecen a este grupo.

 

 

La acumulación de vulnerabilidades –es decir, los distintos factores socioeconómicos familiares– en estos grupos minoritarios o sociales, asegura el estudio, aumenta el riesgo de llevar una  vida poco saludables. Por ejemplo, en términos de alimentación, donde las personas con un estatus socioeconómico más bajo tienen más tendencia a seguir dietas poco saludables. Y, de nuevo, no solo es una tendencia asociada a los factores socioeconómicos más conocidos.

En este sentido, cerca de dos de cada tres niños con padres que cuentan con una red social escasa tenían una dieta compuesta de productos procesados, mientras que entre los que contaban con un apoyo más amplio solo era común entre el 39%. A la hora de medir la frecuencia de las dietas saludables, los porcentajes se invierten: el 37% de los menores con ambos padres trabajando siguen este tipo de alimentación, por el 22,1% de aquellos que tienen algún progenitor en paro.

Por otro lado, la actividad física y la presencia del sedentarismo también muestran niveles de desigualdad relativamente importantes dependiendo del estrato socioeconómico al que se pertenezca. En Europa, la mayoría de los menores en los distintos grupos demuestran unos niveles de actividad física similares –con diferencias de entre 2 y 3 puntos–, mientras que la brecha se amplia considerablemente cuando se analiza el tiempo que se pasa frente a pantallas y contenidos. En este caso, las diferencias pueden llegar a los siete puntos, con el 35,4% de los niños con padres desempleados incumpliendo los límites aconsejadas sobre sedentarismo, por el 28,6 de aquellos con sus progenitores trabajando. 

En última instancia, el documento explora los efectos sobre la salud mental del gradiente social en niños europeos. De nuevo, los menores de estratos sociales más bajos presentan peores niveles de bienestar mental y una mayor frecuencia de problemas internalizados que los que pertenecen a grupos no vulnerables. En este sentido, la amplitud de la red social se muestra como uno de los factores más determinantes. La relación con el origen geográfico de los padres también es un factor muy presente. 

 

----------------------------

Pueden leer el artículo al completo aquí: 

https://observatoriosociallacaixa.org/-/-la-vulnerabilidad-social-afecta-a-la-salud-infantil-

Más artículos

Rechazo social y dolor físico

Rechazo social y dolor físico

Este es un resumen del artículo "Social rejection shares somatosensory representations with physical...

Emociones desde el útero

Emociones desde el útero

En noviembre de 2015 publicábamos "Educación emocional desde el útero materno", un artículo que incluía...

Gregg Braden

Gregg Braden

El siguiente vídeo es de Gregg Braden, un verdadero "científico new age" que está uniendo elegantemente...

Las bases emocionales de la po...

Las bases emocionales de la po...

Esta es la transcripción de una charla que impartió Jonathan Haidt en TED, una organización sin ánimo...

El elemento esencial en el aprendizaje...

El elemento esencial en el aprendizaje...

Hemos publicado en los últimos meses una serie de páginas sobre el funcionamiento del cerebro y el papel...

Las 125 preguntas más importantes...

Las 125 preguntas más importantes...

Tenemos al impresión de que existe un gran número de personas que veneran la ciencia como si fuera una...

Medicina energética: La base científica...

Medicina energética: La base científica...

Hace unos meses hicimos la reseña de un libro del Dr James Oschman llamado "Medicina Energética: La...

El cerebro de Buda: Neuroplasticidad...

El cerebro de Buda: Neuroplasticidad...

La neuroplasticidad, cambios cerebrales que se producen en respuesta a la experiencia, es un concepto...

< >