Ofertas especiales

Sesiones

Las sesiones, ahora también, por teléfono o Skype.

Descuentos:

Desempleados, estudiantes y 3ª edad hasta el 70%.

Apúntate al boletín

Alta en el boletín de noticias Mantente infomado de nuestra últimas noticias y actividades

Novedades

documento pdf  Guía rápida y Díptico de consulta

Audio Receta básica de Libertad Emocional

Entrevista Online

Radio Online  Entrevista en
Radio Nueva Era

Audio Descargar entrevista

Agenda

Agenda
<< Noviembre 2017 >> 
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
    1  2  4  5
  8  912
161819
21222326
272930   

Próximas actividades

Citas

El no-límite como límite.

Bruce Lee

Iniciar sesión



Anclas y submodalidades PDF Imprimir E-mail

Ancla

Una de las herramientas más poderosas del Campo de la PNL (CdlPNL) son las "anclas" y sobre todo si se combinan con la capacidad de modificar la percepción que se obtiene trabajando con las "submodalidades". Pero antes de nada, definiremos que entendemos por ancla y submodalidad para no perdernos con los conceptos y luego veremos su utilidad práctica.

  • Ancla: cualquier estímulo que es capaz de generar una respuesta en una persona, fundamentalmente emocional.

    Y cuando decimos cualquier estímulo, es cualquier tipo de estímulo (visual, auditivo o kinestésico), como conocen bien en publicidad (imágenes y sonido) o tus padres (gestos, palabras, caricias,etc), que no han estado más que creando anclas para conseguir que repitas una respuesta. Compra, no hagas esto, haz esto otro, ...

  • Submodalidad: cada una de las cualidades que diferenciamos en lo detectado por los diferentes canales de percepción.

    Referidas al canal visual tendríamos: el color, el brillo, el tamaño, el movimiento, ángulo de visión, forma, etc.; para el canal auditivo: tempo, tono, volumen, ritmo, timbre, origen, etc. y para el kinestésico: la presión, localización, extensión, temperatura, movimiento, etc.

Como vemos, las anclas y las submodalidades están muy ligadas, ya que el estímulo es algo que se percibe y que por tanto se define por sus cualidades.

Y ¿cuál es la utilidad de todo esto? Pues, si eres capaz de asociar un estímulo, ancla, que genere una respuesta en tí u otra persona, tienes una capacidad de control sobre el comportamiento (publicidad, educación, etc.), con todo lo que eso implica. 

Cómo funciona un ancla, cómo se crean y cómo se borran ha sido estudiado en el CdlPNL con mucha profundidad y se han diseñado una serie de procedimientos para detectar, fijar y eliminar anclas con rapidez y facilidad.

  • La detección te permite conocer qué estímulos has acumulado a lo largo de la vida que producen que te comportes de una determinada manera sin ser consciente de ello, dándote, por tanto, la posibilidad de modificar esa asociación si no te es beneficiosa.
  • La creación de anclas podría ser útil para asociar respuesta emocionales creativas (estados de confianza, seguridad, tranquilidad) a un estímulo, pudiendo desencadenar dichas emociones en el momento en que se necesiten.
  • La eliminación nos devolvería el control total sobre nuestras acciones, ya que generalmente una respuesta emocional limitadora (miedo, angustia, ira, nerviosismo, etc.) recorta los recursos disponibles en ese momento.

Llevándolo a la práctica

Detección de anclas

La detección de anclas no es más que el proceso natural de prestar atención. Eso sí, cuando eres consciente de que cualquier cosa puede desencadenar una respuesta amplias tu campo de visión y te haces más sensible a pequeños detalles que antes te pasaban desapercibidos, o analizas la situación que te llevó a perder los nervios y encuentras qué estímulo lo disparó.

Por ejemplo, puede ser que descubras que te enervas cuando ves un gesto específico con la mano, porque es el mismo gesto que empleaba tu padre cuando no le gustaba lo que hacías.

Y ten en mente que un ancla puede ser incluso un recuerdo.

Creación de anclas

La creación de un ancla es un proceso muy sencillo. De hecho, las fobias aparecen cuando se vincula una emoción intensa (pánico) a un estímulo (ver un ratón) y puede realizarse la asociación en una única situación.

Si queremos crear un ancla solo necesitamos dos cosas. Un estímulo (una imagen, un color, un sonido, una palabra escrita, un toque, un gesto, ...) y una emoción a desencadenar. Elegimos nuestro estímulo, en mi caso un símbolo verde que trazo en el aire con mis dedos (con lo que tengo cubiertos todos los canales de percepción) y buscamos un momento en nuestra vida en el que nos hayamos sentido muy bien. Permitimos que la sensación de bienestar nos inunde y aplicamos nuestro estímulo. Lo mantenemos unos momentos y rompemos la conexión con la emoción recordando los tres números de en medio del móvil. Y Finalmente volvemos a aplicar el estímulo para ver si evoca la emoción. Si he sido bastante preciso con el estímulo notaré la emoción sin necesidad de recordar la situación, lo que quiere decir que se ha creado el ancla. Si quisiese intensificar la sensación este sería el momento de introducir cómo trabajar con las submodalidades.

Comentábamos antes que las submodalidades son las cualidades de una percepción y estas cualidades están relacionadas con la intensidad de la respuesta emocional a lo percibido. Si quieres experimentarlo no tienes más que recordar una situación emocional y modificar cómo la percibes. Si ves una escena, puedes cambiar el color a blanco y negro, reducir el brillo, hacer más grandes las cosas y personas o modificar los sonidos, subir el volumen, ralentizar el ritmo, cambiar el tono o las sensaciones, suavizar la presión en tu piel, la temperatura, ... Todos esos cambios modifican, aumentando o disminuyendo, la respuesta emocional a lo percibido y por tanto podemos utilizar este efecto para potenciar o eliminar las anclas.

Para hacerla más potente, buscamos otra situación de bienestar o la misma si queremos y modificamos las submodalidades incrementando aquellas que hagan que se intensifique la emoción de bienestar. Cuando vayamos a llegar a tope aplicamos nuestro estímulo y rompemos el estado. Con este método podemos tratar de intensificar el ancla todo lo que queramos.

Cómo anclar el enamoramiento (o cualquier otra emoción wink)

 

Eliminación de anclas

Ya te hemos dado una pista sobre cómo eliminar las anclas. Exacto, eliminando la emoción asociada mediante la manipulación de las submodalidades. Otra manera es disparar un ancla de bienestar y después la que quieres borrar para liberar la emoción limitadora del otro ancla.

En la práctica sería un proceso parecido al siguiente. Dispara el ancla a eliminar y si lo que percibes es una imagen la pasas a blanco y negro y simultáneamente la reduces y le quitas brillo hasta que desaparezca. Repítelo varias veces hasta que no te venga ninguna emoción al disparar el ancla.

Si en tu sensación predomina el sonido, reduce el volumen a la vez que ralentizas el ritmo, o si es una sensación física reduce su extensión, y la sensación que sientes.

Visualización

Si quieres puedes combinarlo todo e imaginar que tienes un objeto, o ser, que te causa la emoción. Cuando lo tengas claro cógelo con tus manos, te dices en tu mente: "me permito quitar esto de mi cuerpo" y lo lanzas lejos. Con esa visualización modificas todas las submodalidades y el efecto es muy rápido.

Última actualización el Jueves, 21 de Abril de 2016 16:45
 

Licencia Creative Commons ReconocimientoNota importante: Mientras las técnicas que empleamos los terapeutas de Libertad Emocional han producido resultados clínicos notables, todavía se deben considerar en etapa experimental. Por tanto los practicantes y el público deben tomar plena responsabilidad por su uso. Consultar con un profesional cualificado de la salud respecto al uso de las Técnicas de Libertad Emocional.