Ofertas especiales

Sesiones

Las sesiones, ahora también, por teléfono o Skype.

Descuentos:

Desempleados, estudiantes y 3ª edad hasta el 70%.

Apúntate al boletín

Alta en el boletín de noticias Mantente infomado de nuestra últimas noticias y actividades

Novedades

documento pdf  Guía rápida y Díptico de consulta

Audio Receta básica de Libertad Emocional

Entrevista Online

Radio Online  Entrevista en
Radio Nueva Era

Audio Descargar entrevista

Agenda

Agenda
<< Diciembre 2017 >> 
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
      3
  5  7  910
131417
18192021222324
25262728293031

Próximas actividades

Citas

Toda Verdad pasa por 3 fases: primero, es ridiculizada. Segundo, se le opone violentamente. Y tercero, es aceptada como auto-evidente.

Arthur Schopenhauer

Iniciar sesión



TDAH, Acoso escolar y la Destrucción de la infancia en norteamérica PDF Imprimir E-mail

Dr Gabor MatePublicábamos en 2013 "TDAH: ¿enfermedad inexistente o sobrediagnosticada?", donde se mostraba una realidad bastante confusa alrededor de la "supuesta enfermedad". Con ejemplos como un artículo de Der Spiegel, en el que se cita al famoso psiquiatra estadounidense Leon Eisenberg en una entrevista de 2009, diciendo:

"El TDAH es un ejemplo de una enfermedad inventada", dijo Eisenberg. "La predisposición genética para el TDAH está completamente sobrevalorada".

O la página 34 de la "Guía de Práctica Clínica sobre el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) en Niños y Adolescentes" de 2010 del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad de España que dice:

No hay acuerdo en nuestro medio acerca de qué instrumentos hay que utilizar para la evaluación de niños con posible TDAH; también existe controversia sobre los criterios que se deben emplear para su diagnóstico. Estas dificultades en la detección, el proceso diagnóstico y la metodología originan amplias variaciones (geográficas y demográficas), lo que conduce a un infradiagnóstico o sobrediagnóstico del TDAH. No existen marcadores biológicos que nos permitan diagnosticar el TDAH, por lo que el diagnóstico es clínico. Los instrumentos que se utilizan habitualmente para la evaluación de los niños, en quienes se sospecha el trastorno, no siempre han sido validados en la población española. En lo que respecta a las opciones terapéuticas con fármacos, existe controversia acerca de si usar estimulantes o no estimulantes como primera elección, si la eficacia persiste en los tratamientos de más de 12 semanas de duración, si es recomendable suspender la medicación durante los períodos vacacionales o fines de semana, así como la duración del tratamiento farmacológico. En cuanto al tratamiento psicosocial, los datos son contradictorios respecto a la eficacia, la duración y la generalización de los resultados. Tampoco hay consenso sobre cómo medir la respuesta terapéutica, los efectos secundarios del tratamiento y la frecuencia de visitas de seguimiento. La gran variabilidad en el tratamiento y la controversia en las áreas mencionadas justifican la elaboración de una GPC que recoja la mejor evidencia científica disponible hasta el momento. 

Con este panorama es reconfortante que aparezcan profesionales como Dr Gabor Mate, reconocido experto en adicción, que se centran en identificar las causas reales de un comportamiento, caracterizado por distracción moderada a grave, períodos de atención breve, inquietud motora, inestabilidad emocional y conductas impulsivas. Que no es más que la calidad de la vida emocional del niño. Problema que es posible empezar a solucionar si todos nos implicamos en mejorar nuestra educación e higiene emocional.

Vídeo

 

Nuevos informes indican que el número de niños diagnosticados con trastorno de déficit de atención con hiperactividad, TDAH, en los EEUU ha subido un 22 por ciento desde 2003. Este mes, los Centros para el Control de Enfermedades anunciaron que hoy uno de cada diez niños tiene TDAH, una subida de un millón desde 2003. El repunte de diagnósticos de TDAH y otros trastornos mentales, ha avivado una desconfianza sin precedentes en el uso de fármacos para tratar niños, con efectos a largo plazo aun desconocidos. La respuesta habitual también enfatiza el uso de métodos coercitivos, donde se promueve a padres y colegios que se centren en regular el comportamiento de los niños. 

Pues bien, el médico y autor de best-sellers canadiense, Dr. Gabor Maté, sostiene que estos métodos tratan los síntomas superficiales como si fueran las causas, ignorando su raíz más profunda. Ya sea en trastornos mentales como el TDAH o en incidentes agresivos como el acoso escolar, el Dr. Maté dice que los niños de hecho están reaccionando al gran colapso del entorno educativo necesario para un desarrollo saludable. En lugar de centrarse en regular el comportamiento infantil, el Dr. Maté sostiene que deberíamos fijarnos en cómo puede mejorarse ese entorno educativo.

El Dr. Gabor Maté es autor de cuatro libros, que incluyen 'Disperso: Cómo se origina el Trastorno de Déficit de Atención y qué puedes hacer al respecto' y, junto al Dr. Gordon Neufield, 'Regreso al vínculo familiar: Porqué los padres deben importar más que los compañeros'. Este año, apareció en 'Democracy Now! para discutir sobre su trabajo con la adicción a las drogas, así como la conexión cuerpo-mente, y el papel de las emociones y el estrés en el desarrollo de enfermedades crónicas.

El Dr. Maté hace poco volvió a nuestro estudio para hablar sobre TDAH, ser padres, el acoso escolar, el sistema educativo, y cómo una larga lista de presiones en el entorno familiar están impactando a los niños americanos. Ahora mismo en los EEUU, hay tres millones de niños recibiendo fármacos estimulantes para tratar el TDAH

P: ¿Qué significa TDAH?

R: Trastorno de déficit de atención con hiperactividad. Y hay como medio millón de niños en este país tomando antisicóticos muy fuertes, medicamentos como los que se suelen dar a adultos esquizofrénicos para controlar sus alucinaciones. Pero en este caso, los niños los toman para controlar su comportamiento. Así que lo que tenemos es un experimento social enorme, del control del comportamiento infantil con fármacos, sin idea alguna de las consecuencias a largo plazo de estos fortísimos antisicóticos en los niños. Y ahora que informes canadienses mostraron hace una semana que en los últimos cinco años, ha habido un incremento del 43 por ciento en el número de recetas prescritas para el TDA o TDAH, y la mayoría son para niños. En otras palabras, lo que estamos viendo es un brote de diagnósticos sin precedentes. Y debería decir, hablando de forma más general, lo que yo llamaría la destrucción de la infancia en América, porque el TDA es sólo una muestra, tan sólo un ejemplo de lo que está pasando. 

De hecho, según un estudio publicado recientemente en los Estados Unidos, casi la mitad de los adolescentes americanos, hoy en día, cumplen con los criterios de padecer trastornos mentales. Así que estamos hablando de un enorme impacto en nuestros niños o algo que nuestra cultura simplemente no reconoce. 

P: Explica qué es exactamente el trastorno por déficit de atención, qué es el trastorno por déficit de atención con hiperactividad.

Descarga de rabiaR: Bien, en concreto el TDA se compone de tres conjuntos de síntomas. 

Uno tiene que ver con un pobre control de los impulsos. Así que, a estos niños les cuesta controlar sus impulsos. Cuando su cerebro les dice que hagan algo, desde los centros inferiores del cerebro, no hay nada, aquí en el córtex, qué es dónde se encuentra la función de ejecución, la función que supuestamente nos dice qué hacer y qué no hacer, esos circuitos no funcionan. Así que hay poco control sobre sus impulsos. Sobreactúan. Se comportan agresivamente. Hablan fuera de lugar. Se equivocan al hablar. Los adultos con TDA compran compulsivamente, o impulsivamente debería decir, y, de nuevo, se comportan de manera impulsiva. Así que; pobre control de los impulsos. Así que fíjate en cómo el problema del control de los impulsos es general entre los niños de hoy. En otras palabras, no son sólo niños diagnosticados con TDA, son un montón de niños. Y hay un montón de nuevos diagnósticos. Y los niños son diagnosticados de todo tipo de cosas. El TDA es sólo un ejemplo. Hay un diagnóstico llamado “trastorno de oposición desafiante” el cual tiene que ver con el comportamiento y un pobre control de los impulsos, así que ese control de los impulsos se ha vuelto un problema entre los niños en general, no sólo en aquellos diagnosticados con TDA.

El segundo criterio para tener TDA es: hiperactividad física. La parte del cerebro, que se supone, debe controlar tu actividad física y mantenerte tranquilo, de nuevo, falla. 

Y para acabar, el tercer criterio es: pobres habilidades de atención - desconcentrarse, no prestar atención; estar con la mente en otra parte; despistes; no ser capaz de concentrarse; empezar a trabajar en algo, y cinco minutos después la mente está en otra parte. Así que es una especie de inquietud mental e incapacidad para estar quieto, falta de concentración, no estar presente.

Estos, son los tres principales criterios para diagnosticar TDA.

P: En breve, quiero preguntarte sobre como esta fuerte medicación, especialmente para una persona jóven, afecta a su desarrollo. Pero ahora quiero volver al tema que acabas de sacar sobre la destrucción de la infancia en América. ¿Qué quieres decir con eso?

R: Bien, las condiciones en las que el niño se desarrolla, han sido tan corrompidas y turbulentas durante las últimas décadas que las plantillas para un correcto desarrollo del cerebro no están presentes, para muchos, muchos niños. Y el doctor Bessel Van der Kolk, que es profesor de psiquiatría en la Universidad de Boston, de hecho dice que la negligencia y el abuso infantil es la preocupación de salud pública número uno en los EEUU.

Un estudio reciente que salió de Notre Dame - (Universidad de Notre Dame) por una psicóloga de allí, muestra que las condiciones para el desarrollo infantil que las sociedades cazadoras-recolectoras proporcionaban a sus niños, que son las condiciones óptimas para el desarrollo, ya no están presentes para nuestros niños. Y ella dice que: “la manera en que criamos a nuestros niños hoy día, en este país, les está privando cada vez más de las prácticas que conducen al bienestar, en un sentido moral”.

Lo que realmente está pasando aquí, es que las condiciones para el desarrollo de una infancia saludable psicológicamente y el desarrollo del cerebro, están cada vez menos disponibles. Así que la cuestión del TDA es sólo una pequeña parte del problema general de que los niños ya no reciben el apoyo en la forma que ellos necesitan para desarrollarse

P: Una cuestión importante en los Estados Unidos hoy, sobretodo cuando un adolescente tras otro se suicida - en este caso, adolescentes gays o lesbianas - es la cuestión del acoso escolar. (Bullyng) Informes que están saliendo sobre el acoso, publicados hace poco, muestran que el 17% de estudiantes americanos fueron acosados dos o tres, o más veces al mes, durante un semestre escolar, con ratios parecidos para chicos y chicas. Esto fue una encuesta a más de medio millón de estudiantes americanos entre tercer y duodécimo curso.

¿Cómo se relaciona el acoso escolar con ésto?

R: Si nos fijamos en las juntas escolares, y el acoso se ha vuelto un problema - apenas hay una junta escolar en Norteamérica que no tenga políticas de tolerancia cero, es decir, estos niños que acosan, una vez identificados como matones, se les excluye y se les castiga, que es la típica respuesta norteamericana a la conducta. Y de nuevo, lo que estamos ignorando es la causa del problema del acoso. Y si te fijas en, ya sea en los niños agredidos o en los agresores, o en la sexualidad precoz, o en el pobre control de los impulsos o en cualquiera de los problemas que atormentan a padres y educadores hoy en día, de lo que estamos hablando, es de la falta de un entorno saludable para el desarrollo infantil. 

El agresor es sólo un niño emocionalmente muy inmaduro, que tiene una gran necesidad de integrarse, y su manera de intentarlo es explotando la vulnerabilidad de otro. Pero no son conductas deliberadas, así que no requieren castigos. Lo que requieren es comprender de dónde surge el acoso. Igual que faltan condiciones generales para el buen desarrollo infantil, faltan las condiciones para generar empatía y reflexión.

Hay partes del cerebro, en el córtex prefrontal, justo aquí, en la parte frontal del cerebro, cuya función es la de regular nuestros comportamientos sociales. Nos dan empatía. Nos dan reflexión. Nos dan el poder comunicarnos en sintonía con otras personas. Nos dan sentido moral. Estas son las mismas condiciones que, de acuerdo a este estudio de Boston, - perdón, de Notre Dame, ya no están presentes. Así que un montón de niños crecen hoy sin empatía, sin reflexionar en los demás, sin sentido de la responsabilidad social. Y el acoso escolar es tan sólo un ejemplo de ésto.

BullyingLa cuestión fundamental que quiero dejar clara es que, tal como expliqué en mi libro sobre la adicción, el cerebro humano no se desarrolla por su cuenta, no se desarrolla de acuerdo a un programa genético, depende mucho de su entorno. Y la condición esencial para el desarrollo fisiológico de estos circuitos cerebrales que regulan el comportamiento humano, que nos dan empatía, nos dan sentido social, que nos dan la conexión con otras personas, que nos da la conexión con nosotros mismos, que nos permiten madurar - la condición esencial para estos circuitos, para su desarrollo fisiológico, es la presencia, emocionalmente disponible, continuamente disponible, no estresada, de cuidadores de crianza en sintonía.

Ahora, ¿Qué tienes en un país cuando la baja por maternidad dura de media seis semanas? Ese niño no tiene cuidadores emocionales a su disposición. ¿Qué encuentras en un país donde las mujeres pobres, casi un 50 por ciento de ellas, sufren depresión postparto? y cuando una mujer tiene depresión postparto, no puede estar en sintonía con el niño. ¿Y qué pasa con los padres?

Bueno, la situación de los padres salió un estudio hace poco que mostraba un creciente número de hombres con depresión postparto también. Y el principal papel del padre, por supuesto, sería el de apoyar a la madre.Pero cuando la gente está – emocionalmente estresada, porque la causa de la depresión postparto en la madre no es intrínseca a la madre. Lo que tenemos que entender aquí, es que los seres humanos no son entidades individuales, separadas al contrario del mito de la libre empresa de que las personas son competitivas, individualistas, entidades privadas. En realidad, las personas son criaturas sociales, muy dependientes unas de otrasy bastante programadas para cooperar con los demás si las circunstancias son adecuadas.

Cuando esto no está disponible, si no existe un apoyo para la madre, ahí es cuando se deprime. Cuando el padre está estresado, no está apoyando a la mujer en ese papel de unión tan importante y crucial al principio.De hecho, se estresan y se deprimen a si mismos. El desarrollo del cerebro del niño depende de la presencia no estresada de padres emocionalmente disponibles. En este país, esto está cada vez, menos y menos disponible. De ahí que tengas cifras de autismo disparándose en este país. Está subiendo en torno a 20 ó 30 veces más en los últimos 30 ó 40 años. 

P: Di lo que significa autismo. 

R: El autismo es un espectro completo de trastornos, pero esencialmente su característica es la desconexión emocional. Estos niños viven en su propia mente. No responden apropiadamente a señales emocionales.Se apartan. Reaccionan de forma agresiva y a veces impredecible. No saben cómo - no tienen un claro sentido de conexión emocional y de paz interior. Y hay muchos, muchos más niños ahora en este país, han aumentado unas 20 veces en los últimos 30 años. Las tasas de ansiedad entre niños va en aumento. La cantidad de niños que toman medicamentos antidepresivos ha crecido enormemente El número de niños diagnosticados con trastorno bipolar ha subido. Eso sin mencionar todos los problemas de comportamiento, el acoso escolar ya mencionado, la sexualidad precoz, los embarazos en la adolescencia. Ahora hay un programa, de esos llamados 'reality-show', que sólo se centra en madres adolescentes. En otras palabras, los niños nunca solían crecer en núcleos familiares con estrés. No era la base normal para el desarrollo infantil.La base normal para el desarrollo del niño, siempre ha sido el clan, la tribu, la comunidad, el barrio, la familia extensa. Esencialmente, el capitalismo post-industrial ha destruido por completo esas condiciones. La gente ya no vive en comunidades en las que todavía estén conectados unos con otros. La gente no trabaja donde vive. No hacen la compra donde viven. Los niños no van a la escuela, necesariamente, donde viven. Los padres están fuera la mayor parte del día. Por primera vez en la historia, los niños no están pasando la mayor parte de su tiempo alrededor de los adultos de crianza en sus vidas. Y pasan sus vidas lejos de los adultos de crianza, que es lo que necesitan para el desarrollo saludable del cerebro.

[...]

P: Entre sus cuatro libros están 'Dispersos: Cómo se origina el déficit de atención y lo que puedes hacer al respecto' y 'Regreso al vínculo familiar: Porqué los padres deben importar más que sus compañeros'.Habla de cómo los fármacos, Gabor Maté, afectan al desarrollo del cerebro, cuando los niños están saturados con estos fármacos, para que se sienten quietos en la escuela, para que no anden jugueteando en su mesa,o no pueden centrarse en la lectura o en el profesor, o simplemente son disruptivos. 

¿Qué ocurre?

Fármaco y chicoR: Bueno, hay una serie de cuestiones aquí. ¿Cómo funcionan los fármacos estimulantes? en el TDA, hay una sustancia química en el cerebro esencial, necesaria para los incentivos y la motivación, que parece estar carente. Se llama dopamina. Y la dopamina es simplemente un sustancia esencial para la vida. Sin ella, no hay vida. Los ratones de laboratorio que no tienen dopamina mueren de hambre, porque no tienen ningún incentivo para comer. Aunque tenga hambre, y aunque su vida está en peligro, no comen, porque no hay motivación ni incentivo. Así que, en parte, una manera de entender el TDA es como una enorme falta de motivación, porque falta dopamina en el cerebro. Ahora, los fármacos estimulantes elevan los niveles de dopamina, y estos niños, ahora, están más motivados. Pueden centrarse y prestar atención. Sin embargo, la suposición debajo de dar a los niños estos medicamentos, es que estamos tratando con una enfermedad genética, y la única manera de lidiar con ella, es farmacológicamente. Y si de hecho, te fijas en cómo evolucionan los niveles de dopamina en el cerebro, si te fijas en crías de mono y mides sus niveles de dopamina, son normales cuando están con sus madres, y cuando les separas de sus madres, los niveles de dopamina bajan en dos o tres días. En otras palabras, lo que estamos haciendo es corregir un enorme problema social que tiene que ver con la desconexión de una sociedad, y la pérdida de padres sin estrés criando a sus hijos, y reemplazamos eso con fármacos. Ahora, los fármacos, los estimulantes, parecen funcionar, y a montones de niños les ayuda. El problema no es tanto si deberían usarse o no; el problema es que el 80 por ciento de las veces que a un niño se le prescribe medicación, eso es todo lo que se hace. Nadie habla con la familia sobre su entorno familiar. El colegio no trata de cambiar el entorno escolar. Nadie conecta emocionalmente con esos niños. En otras palabras, simplemente se ve como un problema médico o de comportamiento, pero no como un problema de su desarrollo.

P: Gabor Maté, hablas de “acting out” (Pasar al acto). ¿Qué quiere decir esto?

R: Pues, es una buena pregunta. Sabes, cuando oímos la expresión 'acting out', queremos decir que un niño está siendo escandaloso, lleva la contraria, es violento, pega, es maleducado. Eso es porque ya no sabemos hablar inglés. La expresión 'acting out' significa que está mostrando un comportamiento para el que no tiene palabras que decir con el lenguaje. Al jugar a las adivinanzas, debes actuar, porque no puedes hablar. Si llegas a un país donde nadie habla tu idioma y resulta que tienes hambre, tendrás que demostrar tu enojo - perdón, tu hambre, mediante tu comportamiento señalándote a la boca o a tu estómago vacío, porque no conoces las palabras. Mi punto es que, sí, muchos niños están “actuando” (acting out), pero no es realmente mal comportamiento. Es una representación de sus pérdidas emocionales y sus carencias emocionales en sus vidas,y ya sea acoso escolar o todo un conjunto de comportamientos, con lo que tratamos aquí es con un atrofiado desarrollo emocional infantil. En algunos casos, un atrofiado desarrollo del dolor. Y en lugar de intentar controlar este comportamiento con castigos, o con fármacos exclusivamente, tenemos que ayudar a estos niños a desarrollarse.

P: Hablamos con el Dr. Gabor Maté, autor canadiense de best-sellers número uno. Su libro 'Scattered', sobre TDA - bueno, déjame preguntarte acerca del título, Scattered (Dispersos), ¿por qué lo elegiste?

R: No lo hice. El título canadiense es 'Mentes dispersas: Una nueva mirada al' - perdón, 'Una nueva mirada a los orígenes y la curación del Trastorno de Déficit de Atención'. Ahora, los editores americanos, con su sabiduría, decidieron que el público americano no podía asimilar la palabra 'mentes', así que lo publicaron sólo como 'Dispersos'. La misma editorial publicó otro libro sobre TDA llamado 'Mentes dispersas' ocho años después, haciéndoselo más confuso al público. Pero lo que me interesa es el subtítulo. Mi subtítulo original era “Una nueva mirada a los orígenes y la curación.” En otras palabras, lo que digo es que tenemos fijarnos en ello, y ver realmente de qué va. No se trata de enfermedad. Es sobre desarrollo infantil. El subtítulo americano fue 'Cómo se origina el TDA y qué puedes hacer al respecto', el típico puedo-hacer, hazlo-tu-mismo, título de autoayuda americano, ¿sabes? En lugar de tomar una pausa para mirar, queremos lanzarnos de inmediato. Es una especie de política de exteriores americana, ya sabes, en lugar de fijarnos en algo, simplemente nos lanzamos y hacemos lo que nos da la gana. 

P: Has mencionado que tu mismo padeciste TDA, trastorno de deficit de atención, y que te medicaste. Explica tu propia historia.

R: Bien, tenía cincuenta y pocos años, y trabajaba entonces en cuidados paliativos. Era coordinador de la unidad de cuidados paliativos de un gran hospital canadiense. Y una trabajadora social de la unidad, que acababa de ser diagnosticada de adulta, me contó su historia.

P: ¿Acababa de ser diagnosticada como adicta? Como adulta.

R: Como adulta. Sí, esta trabajadora social fue diagnosticada con 38 años. Ah, de adulta, padecía TDA. Sí, como adulta. Y como médico, yo era como la mayoría de médicos que no saben nada de TDA. La mayoría de los médicos no saben nada realmente de este trastorno. Pero cuando me contó su historia, me di cuenta de que era igual que yo. Y posteriormente, me lo diagnosticaron.

P: Y - ¿Cómo fue la historia? ¿De qué te diste cuenta que eras?

TDAHR: Oh, mal control de mis impulsos en buena parte de mi vida, comportamientos impulsivos, desorganización, tendencia a desconcentrarme, despistarme, e inquietud física. Es decir, me costaba estar quieto. Todos los síntomas, sabes, que veía en bibliografía sobre la TDA, los reconocí en mí mismo, lo que fue una especie de epifanía, de algún modo, porque llegas a entender - al menos consigues tener una idea de porqué te comportas como te comportas. A lo que nunca le vi sentido desde el principio, sin embargo, es a la idea de que la TDA es una enfermedad genética. Ni siquiera después de que se le diagnosticase a dos de mis hijos, Aun no me creía la idea de que fuera genética, porque no lo es.

Una vez más, tiene todo que ver, en mi caso, con circunstancias muy estresantes en mi infancia, algo de lo que ya hablé en un programa anterior. En el caso de mis hijos, es porque su padre era un médico adicto al trabajo que no estaba emocionalmente disponible para ellos. Y bajo esas circunstancias, los niños se estresan. Quiero decir, si un niño está estresado cuando su cerebro se está desarrollando, una manera de manejar el estrés es desconectar.

P: Has dicho que ya lo describiste en un programa anterior, pero descríbelo ahora. Describe tu juventud.

R: Oh, yo era un bebé en Budapest, Hungría, en 1944, nacido en enero, dos meses antes de que los alemanes ocuparan Hungría, De padres judíos. Mi padre estuvo lejos, en trabajos forzados. Mis abuelos fueron asesinados en Auschwitz. Mi madre fue una mujer muy estresada y depresiva que apenas podía garantizar mi supervivencia. Y en cierto momento, me separaron de ella durante varias semanas, a los 11 meses de vida.Obviamente, ella no podía darme sensación de confort, ni una comunicación fácil y en sintonía. Su propia vida estaba en peligro, y la mía. Así que simplemente se centró en la supervivencia. Bajo circunstancias como éstas, el cerebro del niño no recibe el tipo de aporte emocional que sus circuitos necesitan para un desarrollo saludable. 

Pero no hace falta que sea así de dramático, ¿sabes? Todo lo que hace falta es gente con mucho estés en sus vidas, como por ejemplo durante la actual crisis económica. En Windsor, Ontario, que está hermanada con la ciudad de Detroit, y por lo tanto una ciudad de industria automovilística en Canadá, en 2009, el número de visitas para los trastornos de salud mental en la infancia creció un 50 por ciento. Lo que pasa ahora es que los padres están estresados debido a su estatus e inseguridad económicos, y a los niños se les diagnostica trastornos de salud mental

P: Háblanos acerca de quedarse más tiempo con los niños, por qué los padres han de ser más importantes que los compañeros.

R: Amy, en 1998, hubo un libro que estuvo en el mejor libro del año del New York Times y casi gana un premio Pullitzer, y fue llamado 'La suposición sobre la crianza', en el que el investigador argumenta que los padres ya no son relevantes, hasta el punto, que Newsweek, de hecho, sacó un artículo de portada aquel año llamado '¿Importan los padres?'. Ahora, si quieres ver la completa estupidez de la pregunta, imagínate una revista veterinaria preguntando, '¿Es relevante la madre gato?' o '¿Es importante la madre oso?' Pero el estudio mostraba que los niños ahora están más influenciados, en sus gustos, actitud, comportamiento, por sus compañeros, más que sus padres. Este pobre investigador concluye que esto es algo natural. Y en lo que se equivocó, es que lo que es normal en Norteamérica, de hecho pensó que es natural y sano. Pues de hecho no lo es. Así que, nuestro libro, 'Aférrate a tus hijos: Porqué los padres han de importar más que los compañeros', trata de mostrar porqué es cierto que los niños hoy en día están siendo más influenciados por otros niños que por sus padres, y de qué esto es una gran aberración, y una gran distorsión del correcto desarrollo del ser humano, porque un correcto desarrollo humano requiere, al igual que el correcto desarrollo de los mamíferos, la presencia de unos padres atentos. Sabes, incluso los pájaros no se desarrollan correctamente a menos que la madre y el padre estén ahí. Osos, gatos, ratas, ratones. Aunque, sobretodo, los seres humanos, pues los humanos son los más inmaduros y los más dependientes por el mayor periodo de tiempo.

P: ¿Puedes hablar de la importancia del apego? 

R: El apego es el impulso a sentirse cerca de alguien, y es una fuerza poderosa en las relaciones humanas, de hecho, la fuerza más poderosa que hay. Incluso de adultos, en relaciones sentimentales en las que la gente quiere sentirse cerca, si se pierden o se ven amenazadas de algún modo, nos sentimos muy desorientados y alterados. Eso sí, para niños y bebés y adolescentes, es una necesidad absoluta, porque cuando más inmaduro eres, más necesitas sentir ese apego. Es como la fuerza de la gravedad atrayendo dos cuerpos. Ahora, cuando esa conexión va en la dirección equivocada, y en lugar de hacia los adultos, va hacia su grupo de compañeros, el desarrollo infantil se distorsiona, el desarrollo se detiene en seco, y la crianza y la enseñanza se vuelven enormemente difíciles. 

P: Escribiste este libro junto con otro autor, y ambos encontráteis, en vuestra experiencia, 'Aférrate a tus hijos' que vuestros hijos se estaban volviendo cada vez más reservados e inaccesibles.

Padres estresadosR: Bueno, esa es la cuestión. Sabes, ahora, si tu esposo o pareja, esposo o pareja adulta, vuelve a casa del trabajo y no te da ni un momento de su día y está al teléfono hablando con otra gente todo el día y pasa todo el tiempo con el email hablando con otra gente, tu amigos no dirían, 'Tienes un problema de conducta. Deberías probar la “mano dura”. Dirían que tienes un problema en tu relación. Pero cuando los niños actúan así, pensamos que tienen un problema de conducta, e intentamos controlar su comportamiento. De hecho, lo que nos muestran es que - mis hijos también lo hacían - es que tenemos un problema en nuestra relación. No se sentían lo bastante conectados a mí, y demasiado conectados a su grupo de compañeros. Y es por eso que querían pasar todo el tiempo con sus compañeros. Y ahora les hemos dado a los niños la tecnología para hacerlo. Así que la cara más terrible de internet es que hoy los niños pasan más tiempo entre ellos - Ni siquiera estando presentes. Esa es exactamente la cuestión, porque, ves, es una dinámica de apego. Una de las formas más básicas en que se comunica la gente es querer estar con la gente con la que conectas. Así que cuando los niños quieren pasar más tiempo juntos, no es un problema de conducta: es una muestra de que sus relaciones se han girado hacia su grupo de compañeros. Y por eso es tan difícil despegarles del ordenador, porque están desesperados por conectar con aquellos con los que desean crear una conexión emocional. Y esos ya no somos nosotros, los adultos y padres de su vida.

P: Entonces, ¿cómo cambias esta dinámica?

R: Bien, primero debemos reconocer cómo se manifiesta. Y debemos, por tanto, reconocer que cuando el niño ya no mira a los padres a los ojos, cuando el niño siempre quiere estar en Skype, o en el móvil, o tuiteandoo enviando emails o mensajes de texto, reconoces que el niño se ha vuelto contrario a los adultos. Tendemos a pensar que es un fenómeno normal de la infancia. Es normal sólo hasta cierto punto. Bien, tienes que rebelarte para luego poder separarte. No. Tienes que separarte, pero no tienes por qué rebelarte. 

En otras palabras, la separación, la individualización, es una etapa normal del desarrollo humano. Tienes que convertirte en una persona autónoma e individual. Pero esto no significa que tengas que rechazar y ser hostil a los valores de los adultos. De hecho, en sociedades tradicionales, los niños se vuelven adultos, siendo iniciados en el grupo de los adultos por los más mayores, como la ceremonia judía del Bar Mitzvah o los rituales de iniciación de culturas tribales por todo el mundo. Ahora, los niños son iniciados por otros niños. Y hoy tenemos el fenómeno de las pandillas, así que el fenómeno de las pandillas adolescentes es, de hecho, un ritual de iniciación y orientación en el lugar incorrecto, dónde los niños se rebelan ante los valores de los adultos. Pero no es porque sean malos niños, sino porque han perdido la conexión con los adultos.

P: Dr. Maté, ahora mismo hay todo un debate en torno a la educación en los Estados Unidos. ¿Dónde cuadra ésto?

R: Pues debes preguntarte, ¿cómo aprenden los niños? ¿Cómo aprenden? Y aprender es también una dinámica de conexión. Aprendes cuando quieres ser como alguien. Así que los imitas, aprendes de ellos. Aprendes cuando tienes curiosidad. Y aprendes cuando estás dispuesto a probar algo, y si no sale, pruebas algo diferente. Ésto es lo que pasa. Preocuparse por algo o sentir curiosidad por algo y reconocer que algo no funciona, requiere cierto nivel de seguridad emocional. Tienes que ser capaz de tener la mente abierta y ser vulnerable. Los niños que están más orientados a sus compañeros - puesto que el mundo de sus compañeros es tan peligroso y cargado de acoso y ostracismo y burlas y exclusión y diálogo interno negativo, ¿cómo se protege un niño de toda esa negatividad en ese mundo? Porque los niños no se comprometen a aceptar y amar incondicionalmente los unos a los otros. Incluso les cuesta a los adultos. Los niños no saben hacerlo. Esos niños se vuelven inseguros, y para protegerse, se encierran emocionalmente en sí mismos. Se vuelven endurecidos, se vuelven “cool” (indiferentes). Nada importa. La indiferencia es su ética. Lo verás en los vídeos de rock. Va todo de ser indiferente. Va todo de agredir y ser indiferente y ninguna emoción real. Ahora, cuando ocurre, la curiosidad se va, porque la curiosidad es vulnerable, porque algo te importa y admites no saber de ello. No intentarás hacer algo nuevo, porque si fallas, de nuevo, tu vulnerabilidad queda expuesta. Así que no estás dispuesto a probar y equivocarte. 

Y en cuanto a, de quién aprenden, mientras que los niños conectaban con los adultos, se fijaban en los adultos para imitarles, para aprender de ellos, tener una pista, hoy, los niños aprenden de aquella gente con la que conectan, y eso, son otros niños. Así que tenemos generaciones enteras de niños que se fijan en otros niños quienes les marcan el camino. Y los profesores tienen en sus manos un problema casi imposible de resolver.Y desafortunadamente, de nuevo en Norteamérica, la educación se ve como una cuestión de pedagogía académica, de ahí estos terribles tests estandarizados. Y los mismos profesores que trabajan con los niños más problemáticos,  son los que están más penalizados. Porque si no sacan buenas notas, notas de tests estandarizados, en su clase serán vistos como malos profesores. Podrían ser despedidos. Se les ve como malos profesores, lo que significa que querrán deshacerse de cualquier chico problemático. Eso es exactamente lo que pasa. Se aparta a los chicos problemáticos, y los profesores tienen miedo de ir a barrios donde, debido a relaciones familiares turbulentas, los niños tienen dificultades, son orientados por otros niños, y no se fijan en los profesores. Y esto se ve como un reflejo. Así que de hecho, los profesores están siendo calumniados.Están siendo calumniados debido al fracaso de la sociedad americana en producir un entorno adecuado para el desarrollo infantil.

Papa y nene aprendiendoP: Debido a la destrucción de la infancia americana. 

R: Eso es. 

P: Escribes en tu libro del fenómeno de orientarse hacia los compañeros y su legado, por qué debemos resistir.

R: Sí. 

P: Bueno, nos quedan ya sólo unos minutos, pero ¿puedes hablar de los dos? Especialmente de cómo los padres pueden romper el ciclo. Y no sólo los padres, sino también los ancianos de la comunidad.

R: Bien, ante todo, lo que el problema refleja es la pérdida del sentido de comunidad y de barrio. Tenemos que volver a crearlos. Así que los colegios tienen que convertirse en lugares, no sólo pedagógicos, sino también lugares para la conexión emocional. Los profesores deberían participar en el juego de la conexión emocional antes de entrar en el juego pedagógico. Guarderías - estudios en los EEUU muestran que los niños de guarderías tienen niveles de estrés hormonal mayores que los de los niños que se quedan en casa - excepto en aquellas guarderías donde hay una relación decente de adulto-niño. Los padres no deberían fomentar el dormir fuera de casa y quedar para jugar todo el tiempo. Los niños ya han pasado todo el tiempo a lo largo de la semana juntos, en ausencia de sus padres, porque los dos padres tienen que trabajar, sobretodo con esta economía.

P: Pero ¿no es bueno, no es diferente, cuando los niños están en casa y así los padres están ahí, y pueden ver a sus amigos e interactuar con ellos?

R: Sí, no hay nada malo en que los niños tengan amigos. La cuestión es ¿lo hacen bajo supervisión de los padres o separados de los padres? Aparte tenemos que aprender a enseñar a los niños disciplina sin castigarles,porque el castigo empuja al niño lejos de los padres, y así, en Norteamérica, toda la forma en la que criamos a nuestros hijos, el contexto está equivocado, y los métodos que se enseña a la gente son incorrectos. Y luego, no sorprende que tengamos un problema tan grande con nuestros hijos en la adolescencia

Última actualización el Jueves, 01 de Junio de 2017 11:12
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Licencia Creative Commons ReconocimientoNota importante: Mientras las técnicas que empleamos los terapeutas de Libertad Emocional han producido resultados clínicos notables, todavía se deben considerar en etapa experimental. Por tanto los practicantes y el público deben tomar plena responsabilidad por su uso. Consultar con un profesional cualificado de la salud respecto al uso de las Técnicas de Libertad Emocional.