Ofertas especiales

Sesiones

Las sesiones, ahora también, por teléfono o Skype.

Descuentos:

Desempleados, estudiantes y 3ª edad hasta el 70%.

Apúntate al boletín

Alta en el boletín de noticias Mantente infomado de nuestra últimas noticias y actividades

Novedades

documento pdf  Guía rápida y Díptico de consulta

Audio Receta básica de Libertad Emocional

Entrevista Online

Radio Online  Entrevista en
Radio Nueva Era

Audio Descargar entrevista

Agenda

Agenda
<< Noviembre 2017 >> 
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
    1  2  4  5
  8  912
161819
21222326
272930   

Próximas actividades

Citas

"Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo".

Ludwig Wittgenstein

Iniciar sesión



El funcionamiento holístico del cerebro PDF Imprimir E-mail

El gritoDe vez en cuando os traemos artículos de la web lacienciaysusdemonios.com que nos parecen muy interesantes por la divulgación que hacen de las últimas investigaciones científicas, aunque generalmente discrepamos en las conclusiones que extrapolan de los experimentos. Es lo que tiene el método científico. Teorías aparentemente contradictorias conviven hasta que aparece un cuerpo experimental que no puede explicar alguna de ellas y se descarta, o eso es lo esperado, porque hay casos en los que se abusa del "parcheado".

Para romper la costumbre, te presentamos un artículo que resume una serie de investigaciones sobre la influencia en el funcionamiento del cerebro de diversos elementos internos al organismo, como puedan ser la flora bacteriana, las concentraciones de testosterona y cortisol en sangre y determinados genes, en el que coincidimos con lo expuesto y aprovechamos para realizar una serie de deducciones, a partir de los resultados, que nos parecen muy importantes.

1) En el caso de la experimentación con la flora bacteriana, además de estar de acuerdo con las conclusiones escritas: la flora bacteriana es fundamental para un correcto desarrollo cerebral; queremos añadir que la flora intestinal necesaria para disfrutar de una buena salud se asienta gracias a la interacción del bebé con el exterior a traves del alimento, principalmente la leche materna, que provee de más de 700 especies de bacterias, y que gracias a estas bacterias se acaban de formar las vellosidades intestinales y se regula el funcionamiento del sistema inmunitario.

Además se abre una vía clara que relaciona los problemas intestinales con los conflictos emocionales, y que muestra que aunque parezca que las vivencias traumáticas no han dejado síntomas, puede pasar que la aparición de nuevos estímulos (introducción de nuevas bacterias tomadas como invasoras por el sistema inmune) active la enfermedad.

Teniendo en cuenta todos esos factores nos parece una incongruencia las vacunaciones de bebes (sin un sistema inmunitario formado completamente) con un sistema inmunitario deprimido naturalmente y menos con agujas, que se saltan la primera barrera de defensa del sistema inmunitario, que es la piel o el sistema digestivo.

Si interconectamos estas dos últimas ideas no es descartable que haya una relación entre el autismo u otras enfermedades cerebrales y el desequilibrio de la flora intestinal provocado por la vacunación de bebes (sin un sistema inmunitario totalmente formado) con un sistema inmunitario deprimido naturalmente.

2) La correlación entre los niveles de testosterona y cortisol con la tendencia a mentir y justificarse, debería provocar una revisión general de los sistemas educativos y de reinserción. El estrés emocional sería la causa del aumento de los niveles de estas hormonas y de los comportamientos asociales de la persona. Si la educación se basara en enseñar a liberar ese estrés emocional, las sociedades serían menos agresivas, menos desconfiadas y perderían mucho menos tiempo tratando de justificar sus acciones erróneas, que podrían dedicar a corregirlas.

3) Y por último, comentar que al comparar el resultado del estudio que relaciona la creatividad y la enfermedad mental con lo expuesto en el artículo: Aprenden más rápido y son más creativos aquellos que “desconectan” ciertas áreas cerebrales; es posible argumentar que la mejora de la creatividad tiene que ver con cualquier tipo de proceso que elimine o bloquee los autojuicios, ya sea por enfermedad mental o por equilibrio emocional. Así que, esa envidiada capacidad de ver las cosas de otra manera no es exclusiva, ni mucho menos, de un estado de desequilibrio, sino que está al alcance de todos con un poco de práctica de libertad emocional. 

Artículo original de lacienciaysusdemonios.com

Pensadores, filósofos y teólogos han tendido históricamente a creer que el comportamiento era una caja negra misteriosa y maravillosa, resultado de la propia esencia inalterable del individuo. Pero experimentos científicos provenientes de los más diversos campos están demostrando que los atributos mentales no son más que una mezcla, increíblemente compleja eso sí, de genes, hormonas y flora bacteriana.

Así diferentes estudios recientísimamente publicados han analizado la influencia de distintos elementos biológicos en el comportamiento. En el primero de ellos, los investigadores separaron a ratones recién nacidos de sus madres durante tres horas cada día para producirles estrés. Con este tratamiento los ratones convencionales con una flora bacteriana normal mostraron ansiedad y un comportamiento similar a la depresión. Sin embargo los ratones criados en condiciones libres de bacterias no revelaron signos de ansiedad o depresión a pesar de haber sufrido la misma separación materno-filial. Es más, cuando se añadía la flora bacteriana normal a estos ratones criados en condiciones libres de gérmenes entonces es cuando comenzaban a exhibir patrones típicos de ansiedad y depresión. Este trabajo está en consonancia con otros previos que mostraban que la flora bacteriana es fundamental para un correcto desarrollo cerebral.

El segundo estudio viene del campo de la psicología. Aquí los investigadores sometieron a diversos estudiantes (los denominados sujetos “extraños”) a un examen de matemáticas y les indicaron que lo corrigieran ellos mismos y enviaran el resultado. También se les indico que recibirían una gratificación que dependería de la nota obtenida. Además a estos estudiantes se les tomaron muestras de saliva antes y después de la prueba, de tal manera que los investigadores encontraron que los individuos con niveles elevados de testosterona y cortisol eran más propensos a exagerar el número de problemas que decían haber resuelto correctamente. Los autores, a la vista de lo que se conoce sobre el funcionamiento de estas hormonas a nivel cerebral, concluyen que

La testosterona facilita el coraje para hacer trampas y el cortisol proporciona una razón para hacer esas trampas.

Van GoghY la influencia de los genes a esta visión proviene de dos aportes diferentes. El primero desde la neurociencia, en donde un grupo de investigadores ha encontrado que un gen previamente asociado en su forma mutada a diversas enfermedades mentales (esquizofrenia, depresión severa o trastorno bipolar) es fundamental para el correcto desarrollo cerebral en ratones y ha desentrañado su mecanismo de acción. También otro reciente estudio de neurociencia (realizado por un consorcio de 38 laboratorios de todo el mundo), comparando mediante tomografía por resonancia magnética los cerebros de más de 2.000 pacientes de esquizofrenia y de 2.500 individuos sanos, ha encontrado que los individuos enfermos tienen alteradas diversas regiones del cerebro como un menor volumen de hipocampo, amígdala, tálamo,núcleo accumbens y espacio intracraneal mientras que otras zonas del cerebro están por el contrario aumentadas respecto a los individuos control.

Además desde la genética de poblaciones, analizando al 27% de la población islandesa (más de 86.000 individuos) se ha estudiado la relación entre creatividad y enfermedad mental. Así los autores del estudio agruparon como individuos “creativos” a todos aquellos de la muestra que estaban dados de alta en las respectivas sociedades artísticas islandesas de actores, bailarines, músicos, artistas visuales y escritores, que para estas cosas los nórdicos son muy civilizados y están todos apuntados. El análisis de los datos muestra que en este subconjunto de individuos el riesgo de padecer esquizofrenia y/o desorden bipolar es significativamente mayor que en el resto de la población. Es decir, que la “hipótesis de Van Gogh” sobre la locura y la genialidad parece tener base científica y entonces existiria un continuo con una más o menos delgada línea entre comportamientos “admirables” y la enfermedad mental. Yo mientras tanto quedo expectante a la espera de que un estudio similar se realice dentro del colectivo de científicos, ya que personalmente (y aunque la muestra es forzosamente muy limitada) a la vista de algunos de mis colegas de profesión, resultados muy interesantes podrían llegar a ser desvelados.

Finalmente, el corolario de estos y similares estudios previamente publicados (y los que en los próximos años llegarán) muestran cada vez más claramente que nuestra identidad es únicamente el resultado de complejísimas interacciones cerebrales moduladas a múltiples niveles e influídas tanto interna como externamente. Y que una cosa parece quedar clara, que de los viejos conceptos como el del alma (que han obsesionado a la humanidad durante milenios) nada de nada y además ni se les espera.

 

Entradas relacionadas:

Toma de decisiones ¿reflexión o pura coincidencia?

De ratones y hombres: amor, fidelidad, familia y cuidados parentales

* Microorganismos y sistema inmune en enfermedades neuropsiquiátricas: (I)(II)

¿Qué nos hace humanos?

La psiquiatría debe romper las cadenas de la religión

El libre albedrio y la culpabilidad penal a la luz de la neurociencia

Alteración de la conducta humana por parásitos y el libre albedrío

Parásitos que controlan la mente

Un par de apuntes acerca de la superioridad moral humana

Una red cerebral separa a los humanos de los simios

¿Qué son más importantes las experiencias o los recuerdos?

¿La creencia en el libre albedrío nos hace mejores?

Última actualización el Viernes, 10 de Noviembre de 2017 13:23
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Licencia Creative Commons ReconocimientoNota importante: Mientras las técnicas que empleamos los terapeutas de Libertad Emocional han producido resultados clínicos notables, todavía se deben considerar en etapa experimental. Por tanto los practicantes y el público deben tomar plena responsabilidad por su uso. Consultar con un profesional cualificado de la salud respecto al uso de las Técnicas de Libertad Emocional.