Ofertas especiales

Sesiones

Las sesiones, ahora también, por teléfono o Skype.

Descuentos:

Desempleados, estudiantes y 3ª edad hasta el 70%.

Apúntate al boletín

Alta en el boletín de noticias Mantente infomado de nuestra últimas noticias y actividades

Novedades

documento pdf  Guía rápida y Díptico de consulta

Audio Receta básica de Libertad Emocional

Entrevista Online

Radio Online  Entrevista en
Radio Nueva Era

Audio Descargar entrevista

Agenda

Agenda
<< Noviembre 2017 >> 
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
    1  2  4  5
  8  912
161819
21222326
272930   

Próximas actividades

Citas

"Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo".

Ludwig Wittgenstein

Iniciar sesión



Política y matemáticas. ¿La razón de las crisis? PDF Imprimir E-mail

Mates y creenciasPublicamos hace un tiempo la referencia a un estudio que concluía que existe una zona del cerebro impide a las personas ir contra sus principios por encima del análisis de los costes - beneficios de la decisión, porque son evaluados por zonas diferentes del cerebro. Esta vez te presentamos una nueva investigación que va más allá, encontrando que:

"[...] individuos matemáticamente hábiles eran incapaces de encontrar la respuesta correcta a una sencilla operación aritmética cuando el resultado final entraba en contradicción con sus creencias o valores".

La información la hemos sacado de un artículo de la web lacienciaysusdemonios.com, cuyo lema es:

"La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)",

ya que, nos ha parecido ejemplo muy claro, y paradójico, del resultado de dicha investigación. Los propios científicos no son conscientes de que ellos mismos también pueden malinterpretar o tergiversar los datos de sus propias investigaciones.

Todo ser humano se rige por sus valores (creencias sobre las que tiene más fe), sean del tipo que sean, y cuando los ve cuestionados su organismo dispara la respuesta de estrés, que reduce el riego sanguíneo a las zonas racionales del cerebro, disminuyendo su inteligencia mientras no vuelva al estado de tranquilidad. En la investigación este efecto se ve reflejado al cuestionar ideas políticas, pero debería encontrarse el mismo resultado si se retan ideas científicas, como demuestra el caso de Ignacio Felipe Semmelweis.

Esta conclusión no es anecdótica, porque si ante la pregunta final que se hace el autor de la información:

¿las creencias son tan poderosas que anulan la capacidad para cualquier tipo de razonamiento (incluida la destreza matemática más elemental) o bien que individuos hábiles mentalmente prefieren quedar como ignorantes antes que reconocer que sus creencias son evidentemente erróneas?;

tomamos la segunda opción como buena, además de ir en contra de la biología, nos mantendremos en una senda de conflicto perpetuo y agresión hacia el que no piensa "científicamente" como uno, creyendo que los demás son seres malévolos a los que hay que sacar de su error a base de aplastarlos con razonamientos. Tarea estéril y muy similar a lo que hacen los fanáticos religiosos. ¿Algo tendrán en común?

Artículo original en lacienciaysusdemonios.com

Es bastante conocido que las creencias, sean estas de naturaleza religiosa, política o de cualquier otro tipo de los humanos, pueden afectar de forma muy drástica a la percepción de la realidad. Únicamente hay que observar a los fanáticos religiosos defendiendo la literalidad “científica” de sus respectivos libros sagrados en el hipertecnológico mundo del siglo XXI, a los integrantes de los más diversos movimientos “new age” (esos mismos que creen que las energías místicas positivas y las conexiones espirituales con el Universo les mantienen a  salvo de epidemias y libres de desarrollar cánceres) menospreciando los increíbles logros alcanzados por la moderna medicina científica o a los negacionistas del cambio climático mostrar su obstinada hostilidad frente a los expertos del IPCC. Pues bien, ahora además parece ser que las creencias pueden afectar de forma significativa al razonamiento más básico, como pueden ser las nociones elementales del cálculo aritmético.

Una visión clásica dentro del progresismo intelectual consiste en suponer que si las personas tuvieran acceso a más información y aprendieran a desarrollar mejor su capacidad de razonamiento y lógica, la ciudadanía en general aceptaría más fácilmente las conclusiones que se derivan de los estudios científicos, sobre todo en temas complejos o de fuerte contenido emocional o ideológico como pueden ser el cambio climático, la seguridad de las vacunas, la evolución o la eterna disputa entre la medicina científica y las distintas pseudomedicinas alternativas. Esta idea ha tomado forma científica bajo el “Modelo de déficit de información”  que postula que el escepticismo o la hostilidad hacia la ciencia son debidos fundamentalmente a la falta de comprensión, resultado de una carencia de información sobre el asunto en cuestión.  Pues bien, dentro de este contexto un grupo de investigadores pertenecientes a diversas universidades norteamericanas ha realizado recientemente un interesante estudio.

Los investigadores seleccionaron más de mil participantes a los que se les preguntó por sus creencias políticas. Los individuos además tuvieron que realizar un cuestionario diseñado para medir su capacidad de razonamiento matemático. Después a los participantes se les dividió en cuatro grupos equivalentes a los que se les planteó un sencillo problema matemático en donde debían utilizar los conocimientos básicos de cálculo aritmético más elemental. Al primer grupo se le presentaron los resultados obtenidos en un supuesto ensayo clínico (inventado por los autores del estudio) para definir la efectividad de una hipotética crema para la dermatitis. Así se les indicó que de los pacientes que habían tomado la supuesta crema, 75 de ellos habían notado mejoría en su enfermedad mientras que otros 223 indicaban que habían empeorado con el tratamiento. Además a los sujetos del estudio se les informó que se había utilizado un grupo de pacientes control (habitual en este tipo de análisis de medicamentos) de los cuales 21 indicaban mejoría mientras que otros 107 habían empeorado. Como se puede observar un sencillo problema, en el que únicamente hay que calcular el porcentaje de individuos con mejoría para su dermatitis con el tratamiento (25%) frente al grupo control que tendría remisiones espontáneas de su enfermedad (16%) para concluir que el medicamento era efectivo. A un segundo grupo se le planteó el mismo problema simplemente intercambiando los valores numéricos del primer grupo, de tal forma que ahora la respuesta correcta sería que el tratamiento era perjudicial para los pacientes aquejados de dermatitis. Los investigadores analizaron los resultados del porcentaje de aciertos en la respuesta correcta teniendo en cuenta tanto la destreza numérica del individuo (previamente determinada en los test previos asignando el valor 0 a los menos diestros con los números y el valor 9 para los más expertos en cálculo aritmético) así como su ideología, en donde se seleccionaron dos grupos: los republicanos muy conservadores frente a los demócratas más liberales tal y como se muestra en la siguiente figura

ideas politicas impiden razonamiento matematico creencias adoctrinamiento 1

Como se puede observar, el grado de acierto respecto a la respuesta correcta correlacionaba con la destreza matemática previamente determinada, pero no con la ideología de los participantes en el estudio. Análogamente, al tercer grupo se le suministraron los mismos porcentajes que al grupo primero con la única salvedad de que ahora a estos individuos se les indicó que los datos provenían de un estudio sobre medidas de control de armas. Y al cuarto grupo los mismos valores del segundo con el mismo nuevo enunciado del tercer grupo sobre el polémico tema en EEUU de la libertad de portar armas. Pues bien los resultados obtenidos que se muestran en la siguiente figura indican claramente que los sujetos más expertos en cálculo matemático únicamente acertaban en deducir la respuesta correcta cuando el resultado real coincidía con sus predilecciones políticas, es decir, cuando el estudio inventado indicaba que la tenencia de armas era negativa acertaban más los demócratas liberales y en cambio los republicanos conservadores deducían adecuadamente el resultado cuando el supuesto estudio mostraba que era bueno poseer armas.ideas politicas impiden razonamiento matematico creencias adoctrinamiento 2

Entonces, individuos matemáticamente hábiles eran incapaces de encontrar la respuesta correcta a una sencilla operación aritmética cuando el resultado final entraba en contradicción con sus creencias o valores.  Ahora la pregunta que surge de este estudio es ¿las creencias son tan poderosas que anulan la capacidad para cualquier tipo de razonamiento (incluida la destreza matemática más elemental) o bien que individuos hábiles mentalmente prefieren quedar como ignorantes antes que reconocer que sus creencias son evidentemente erróneas?

Última actualización el Lunes, 28 de Abril de 2014 09:35
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Licencia Creative Commons ReconocimientoNota importante: Mientras las técnicas que empleamos los terapeutas de Libertad Emocional han producido resultados clínicos notables, todavía se deben considerar en etapa experimental. Por tanto los practicantes y el público deben tomar plena responsabilidad por su uso. Consultar con un profesional cualificado de la salud respecto al uso de las Técnicas de Libertad Emocional.