Ofertas especiales

Sesiones

Las sesiones, ahora también, por teléfono o Skype.

Descuentos:

Desempleados, estudiantes y 3ª edad hasta el 70%.

Apúntate al boletín

Alta en el boletín de noticias Mantente infomado de nuestra últimas noticias y actividades

Novedades

documento pdf  Guía rápida y Díptico de consulta

Audio Receta básica de Libertad Emocional

Entrevista Online

Radio Online  Entrevista en
Radio Nueva Era

Audio Descargar entrevista

Agenda

Agenda
<< Noviembre 2017 >> 
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
    1  2  4  5
  8  912
161819
21222326
272930   

Próximas actividades

Citas

Iniciar sesión



Darwin no tenía razón PDF Imprimir E-mail

Máximo Sandín"La Naturaleza no es un campo de batalla en el que todos los seres vivos compiten permanentemente".

Esta frase está extraída de una entrevista realizada a Máximo Sandín, bioantropólogo y ex-profesor de evolución humana de la Universidad Autónoma de Madrid. Máximo defiende que existe un número cada vez mayor de hechos científicos totalmente opuestos a las explicaciones que la Teoría Sintética (que no es otra cosa que la integración de la teoría de la evolución de las especies por selección natural de Charles Darwin, la teoría genética de Gregor Mendel como base de la herencia biológica, la mutación genética aleatoria como fuente de variación y la genética de poblaciones matemática) ofrece para explicar la generación de nuevas especies. De hecho, Máximo argumenta en sus artículos, con mucha consistencia, que Darwin no fue el primero en proponer una teoría de la evolución por selección natural, ni que aportase nuevas argumentaciones o pruebas que la hiciesen irrefutable, sino que su éxito se debió al apoyo recibido por parte de grupos muy influyentes, ya que, la selección natural era una justificación biológica a las diferencias de clases sociales. Lo que definía a los darwinistas era la adopción de la "explicación científica" de la situación del mundo y de su sociedad, que aún se sigue utilizando en la actualidad.

En palabras de Karl Marx:

Toda la doctrina darwinista de la lucha por la vida no es más que la trasposición de la sociedad a la naturaleza animada, de la doctrina sobre el bellum omnium contra omnes (la guerra de todos contra todos) y de la doctrina económico-burguesa de la concurrencia, unidas a la teoría demográfica de Malthus. Una vez ejecutado ese truco de prestidigitación (cuya legitimidad absoluta niego... especialmente en lo que se refiere a la teoría de Malthus), se trasponen de nuevo esas mismas teorías de la naturaleza orgánica a la historia y entonces se pretende que se ha demostrado su validez en tanto que leyes eternas de la sociedad humana. (MARX, Karl y ENGELS, Federico: Cartas Sobre las Ciencias de la Naturaleza y las Matemáticas. Barcelona: Anagrama, 1975, p.22).

O del paleontólogo Stephen Jay Gould en el prólogo del "El libro de la vida":

A menudo, los datos son mal leídos (y nunca nos llegan como cosas en sí mismas evidentes e inequívocas), mientras que los cambios en las concepciones sociales pueden sacudir viejos prejuicios y liberar nuestras mentes para novedades fructíferas. Charles Darwin llegó a la selección natural más preocupado por cómo podía transferir el principio del laissez faire de la economía de Adam Smith a la naturaleza que por la observación de las tortugas en las islas Galápagos. El extendido abandono del racismo científico después de la segunda guerra mundial se debe mucho más a nuestra contemplación de lo que había hecho Hitler con tales doctrinas que a cualquier incremento del conocimiento genético.

El darwinismo es un apéndice científico de la teoría del libre mercado de Adam Smith

Aunque la frase parezca un poco extrema hay economistas actuales que corroboran la afirmación de Sandín como puede ser Xavier Sala i Martín: "Charles Darwin tiene parecido a Adam Smith [...] sino por otras dos razones distintas: Primera, ambos vieron algo que, una vez se explica, es obvio pero antes de explicar, parece imposible (ése es el genio de los sabios: ver lo que a la postre es obvio pero que nadie ha visto antes que tú). Y segunda, ambos llegaron a la conclusión que el mecanismo que hace funcionar sus mundos (el económico en el caso de Smith, el biológico en el caso de Darwin) es la competencia y no la planificación centralizada o divina" (Habrá que ver si cambia la opinión de este economista si se entera de que la naturaleza no sigue esa "ley de la competencia" para evolucionar).

Anteriormente citábamos la existencia de grupos de presión a favor de las idea de la selección natural y uno de ellos fue el X-club. Fundado entre otros por Sir Thomas Henry Huxley y Sir Francis Dalton Hooker, en el que también figuraban Herbert Spencer, John Tindall y otros prestigiosos científicos, con el objetivo de "promover el darwinismo y el liberalismo científico". Y tanto lo "promovieron" que "fue acusado de ejercer demasiada influencia sobre el ambiente científico de Londres". Por poner un ejemplo de las personas que dieron su apoyo a la teoría de Darwin tenemos al primo de Darwin, Sir Francis Galton, llamado "padre de la eugenesia", que escribía en 1869 en su famoso libro "El Genio Hereditario" que "las altas clases inglesas poseen la máxima capacidad hereditaria, y, por lo tanto, el privilegio biológico de ser caudillos y dirigentes". Estas ideas no eran ajenas a Darwin, como se puede apreciar en esta cita:

"Existe en las sociedades civilizadas un obstáculo importante para el incremento numérico de los hombres de cualidades superiores, sobre cuya gravedad insisten Grey y Galton, a saber: que los pobres y holgazanes, degradados también a veces por los vicios se casan de ordinario a edad temprana, mientras que los jóvenes prudentes y económicos, adornados casi siempre de otras virtudes, lo hacen tarde a fin de reunir recursos con que sostenerse y sostener a sus hijos. /…/ Resulta así que los holgazanes, los degradados y, con frecuencia, viciosos tienden a multiplicarse en una proporción más rápida que los próvidos y en general virtuosos".

Curiosamente esta argumentación iría en contra de que esos hombres de cualidades superiores sean los mejor adaptados, ya que, la tasa de reproducción era uno de los factores aducidos por los darwinistas para la conservación de las razas favorecidas.

Finalmente comentar que, según Sandín, es posible citar otro libro muy influenciado por la obra de Darwin "El origen de las especies" (cuyo título completo era "Del Origen de las Especies por medio de la Selección Natural, o la Conservación de las Razas Favorecidas en la Lucha por la Vida") y no es otro que el "Mein Kampf" de Hitler.

"El origen de las especies" es una auténtica bazofia intelectual y científica

DarwinEsta es otra cita extraída del vídeo que tenemos más abajo en la página y se justifica porque no solo hubo una intención ajena, muy reprobable (justificación de la explotación social y eugenesia), a la púramente científica en la promoción del libro de Darwin, incluso el propio Darwin honestamente apreciaba dificultades e incongruencias en su teoría como se observa en estos pasajes de su libro:

"Hasta este punto he hablado como si las variaciones (...) se debieran al azar. Esto, por supuesto, es una expresión totalmente incorrecta, pero sirve para reconocer sin ambages nuestra ignorancia acerca de las causas de cada variación particular".

O "¿Por qué si las especies han descendido de otras especies mediante gradaciones insensiblemente diminutas, no vemos en todas partes innumerables formas de transición? ¿Por qué no está toda la naturaleza en confusión, en lugar de estar las especies como las vemos, bien definidas?".

Si a esto añadimos que la mayor parte de las observaciones de Darwin se basaron en la cria y selección de animales (sobre todo palomas) por parte del hombre, en la que se siguen procesos para nada naturales, las conclusiones no parecen ser muy generalizables. Entre las críticas que recibió en su tiempo por científicos prestigiosos podemos citar al reverendo Samuel Haughton, filosofo y geólogo, afirmó: "Si a un químico o un mineralogista cualquiera se le ocurriera establecer una teoría geológica (tan mediocre) sobre el origen de la sosa y de la cal, sus colegas le tomarían por un chiflado". Comentarios semejantes le dedicó William Hopkins, especialista en matemática aplicada a la física y a la geología, que añadió: "La teoría del señor Darwin no puede explicar nada, ya que es incapaz de asignar una relación necesaria entre los fenómenos y las causas que les atribuye".

La evolución parece producirse por cooperación de organismos y no por selección del medio

Los datos empíricos han demostrado fehacientemente que las células eucariotas, el primer gran salto evolutivo, se formaron por integración de bacterias, pero la evolución desde estas células eucariotas a organismos más complejos no es explicable con la única participación de las bacterias. Sandín entre otros (Carl Woese, Luis Virarreal, Günther Witzany, Patrck Forterre, Nigel Goldenfeld, Philip Hunter, Peer Bork) propone para la evolución de las especies un mecanismo basado en los virus, a partir de las evidencias científicas que se han obtenido, como pueden ser:

  • Características del núcleo eucariota no provenientes de las bacterias, como: cromosomas lineales, telómeros y telomerasas, y separación de la transcripción de la traslación son de origen viral.
  • El 10% del genoma humano está formado por retrovirus endógenos que se expresan en todos los tejidos y órganos como parte constituyente y esencial, tanto en el estado adulto como, especialmente, en el desarrollo embrionario.
  • Los intrones han mostrado ser de origen viral.
  • Se ha comprobado que los retrovirus endógenos codifican microRNAs.
  • Se ha comprobado que los virus endógenos poseen capacidad de edición del genoma.
  • Existen cientos de miles de fragmentos dispersos de virus que son constituyentes del genoma, especialmente sus LTR ("long terminal repeats"), que son reguladores y promotores de otros genes.
  • La célula está preparada para insertar el ADN de los virus en determinados sitios del genoma.
  • Los virus endógenos ayudan en la generación de la placenta, provocando la inmunodepresión materna durante el embarazo.
El mecanismo evolutivo podría ser el siguiente:

Fosil dinosaurioUna infección vírica provoca que en una una población se produzca una transformación de su material genético. Si este cambio no les mata y llega hasta las células reproductivas, la siguiente generación podría ser una nueva especie aislada reproductivamente de sus congéneres. En el pasado las especies han sufrido infecciones víricas que han provocado grandes cambios en ellas y la generación de nuevas especies, como queda constancia en nuestro genoma. Estas infecciones afectarían a una gran parte de la población de la especie original y por tanto los descendientes que se hubiesen transformado (especiación) se encontrarán con un número suficiente de individuos "mutantes" como para poder reproducirse y no extinguirse.

En periodos de gran estrés ambiental generalmente se deprime el sistema inmunitario, lo que que facilita la infección y contagio vírico. Esta situación pudo ocurrir en el pasado si un gran meteorito impactó sobre la tierra cambiando dramáticamente las condiciones de los ecosistemas, como propone una de las teorías más aceptadas para la extinción de los dinosaurios.

Avisos a tener en cuenta

Concluimos este artículo con un par de textos de reflexión de Máximo Sandín:

"Los conocimientos actuales están mostrando que las relaciones entre los organismos entre sí y con el entorno están regidas, no por la competencia, sino por el equilibrio en forma de redes complejas de interacciones que comunican los organismos entre sí y con el ambiente. Que la información genética, también fruto de una compleja red de interacciones moleculares, también tiene una gran capacidad de respuesta al ambiente (un concepto odiado por los "deterministas"), mediante distintos procesos genéticos y epigenéticos. Que vivimos literalmente inmersos en una inconcebible cantidad de bacterias y virus que tienen unas funciones esenciales para la vida en el Planeta y en el interior y el exterior de los organismos, y que su aspecto patológico (extremadamente minoritario), es el resultado de algún tipo de desestabilización de sus funciones, de algún desequilibrio de sus relaciones naturales.

InvestigaciónSi tenemos en cuenta estos datos reales, te produce una sensación angustiosa cuando lees que se están invirtiendo cifras fabulosas para "secuenciar los cánceres" o cuando ves los descubrimientos de los, cada vez más numerosos, "genes del cáncer". El cáncer no está en los genes (en unos "genes malos"). Es producto de agresiones ambientales, porque vivimos sometidos a infinidad de sustancias químicas sintéticas, a radiaciones electromagnéticas, a estrés inmunodepresor... los genes del cáncer son alteraciones genéticas y epigenéticas (y por eso pueden ser hereditarios) producidas por estas agresiones. Y los "virus cancerígenos" son virus endógenos activados por estas agresiones y emitidos por los tumores. Y los virus no "mutan para evadir las defensas del hospedador", porque los virus en estado libre son absolutamente inertes. Y los virus endógenos no son "parásitos" ni "explotados por el hospedador", y no "secuestran la maquinaria celular", sino que es la célula la que utiliza los componentes de los virus. Y el virus (híbrido) del SIDA no se originó "porque los africanos comen monos", sino por la elaboración de una vacuna contra la polio (con intereses económicos implicados) usando riñones de chimpancé y macaco como cultivo. Y los mamíferos tenemos un virus endógeno, conocido como W, cuyas secuencias genéticas y cuyas proteínas de la cápsida son las responsables de la formación de la placenta, de la fusión del sincitio-trofoblasto y de la inmunodepresión materna durante el embarazo. Y eso es lo que produce la infección por este virus híbrido; la inmunodepresión. Por eso, cuando lees en un artículo reciente en una revista muy importante que "se ha descubierto por qué el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) causante del sida progresa con más rapidez en las mujeres que en los hombres con niveles similares del virus en la sangre, y es porque la molécula receptora que está en 'la primera línea' del reconocimiento del virus por parte del sistema inmunológico del organismo responde de manera diferente en la mujer", resulta angustioso que no comprendan porqué se produce esto y que la única idea que surja es la de que este descubrimiento "abrirá una línea investigadora en la elaboración de fármacos que permitirán modificar la respuesta inmunológica temprana al virus".

"La inmunidad natural es un fenómeno mediante el que el organismo mantiene el equilibrio con los innumerables microorganismos del entorno. En unas condiciones razonables (no exageradas) de higiene y condiciones adecuadas de nutrición y salud, se produce sin ningún problema. Pero la introducción en el torrente circulatorio de variadas dosis de antígenos o microorganismos "atenuados" puede producir una debilitación del sistema inmune, haciendo a la población más susceptible a enfermedades y produciendo problemas alérgicos. Incluso, los aditivos de algunas vacunas derivados del mercurio o del aluminio, que son neurotóxicos, se han asociado por expertos "silenciados" a problemas neurológicos y al aumento de la incidencia de autismo. El caso de la innecesaria y peligrosa vacuna contra el papilomavirus es muy explícito. Se descubrió que dos de los miembros del tribunal que concedió el Nóbel (la mejor publicidad) a Zur Hausen estaban relacionados con la industria farmacéutica. Semejante escándalo, que se publicó en la prensa, habría sido suficiente para retirarle el Nóbel y suspender las vacunaciones, ¿ha oído algo de ello?".

'En definitiva, creo que el darwinismo durará lo que dure el actual sistema económico y la actual estructura del poder, por lo que, si tenemos en cuenta el camino que llevan y las pocas perspectivas de un cambio, se podría aventurar que lo que dure la actual "civilización" '.

 

Universidad Autónoma de Madrid. Febrero 2010.

Última actualización el Miércoles, 29 de Julio de 2015 10:37
 

Comentarios  

 
0 #1 rd 13-09-2017 22:05
La teoría de Darwin es una aproximación, es una opinión, es un punto de vista, para tratar de explicar un hecho que es innegable: la evolución. Darwin no inventó nada. Todas son ideologías y por lo tanto narraciones o interpretacione s de un hecho , basta ya de mitificar a Darwin... Gran artículo
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Licencia Creative Commons ReconocimientoNota importante: Mientras las técnicas que empleamos los terapeutas de Libertad Emocional han producido resultados clínicos notables, todavía se deben considerar en etapa experimental. Por tanto los practicantes y el público deben tomar plena responsabilidad por su uso. Consultar con un profesional cualificado de la salud respecto al uso de las Técnicas de Libertad Emocional.