Ofertas especiales

Sesiones

Las sesiones, ahora también, por teléfono o Skype.

Descuentos:

Desempleados, estudiantes y 3ª edad hasta el 70%.

Apúntate al boletín

Alta en el boletín de noticias Mantente infomado de nuestra últimas noticias y actividades

Novedades

documento pdf  Guía rápida y Díptico de consulta

Audio Receta básica de Libertad Emocional

Entrevista Online

Radio Online  Entrevista en
Radio Nueva Era

Audio Descargar entrevista

Agenda

Agenda
<< Noviembre 2017 >> 
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
    1  2  4  5
  8  912
161819
21222326
2930   

Próximas actividades

Citas

Los recuerdos son sólo recuerdos para la mente consciente. Para tu subconsciente están sucediendo ahora mismo.

Stephen Daniels

Iniciar sesión



¿Es necesario agradecer? PDF Imprimir E-mail

AgradecimientoEn nuestra sociedad y en muchas terapias se valora el agradecimiento como algo fundamental para mantener buenas relaciones con los demás y con uno mismo. Pero cuando se contempla el concepto de "gratitud" bajo otras ópticas culturales nos podemos llevar grandes sorpresas.

El siguiente texto extraído de la web crashoil.blogspot.com.es, nos acerca otro contexto social basado en: el reparto de forma desinteresada lo que se consigue.

En el intercambio recíproco no se especifica cuánto o qué específicamente se espera recibir a cambio ni cuándo se espera conseguirlo, cosa que enturbiaría la calidad de la transacción, equiparándola al trueque o a la compra y venta. Esta distinción sigue subyaciendo en sociedades dominadas por otras formas de intercambio, incluso las capitalistas, pues entre parientes cercanos y amigos es habitual dar y tomar de forma desinteresada y sin ceremonia, en un espíritu de generosidad. Los jóvenes no pagan con dinero por sus comidas en casa ni por el uso del coche familiar, las mujeres no pasan factura a sus maridos por cocinar, y los amigos se intercambian regalos de cumpleaños y Navidad. No obstante, hay en ello un lado sombrío, la expectativa de que nuestra generosidad sea reconocida con muestras de agradecimiento. Allí donde la reciprocidad prevalece realmente en la vida cotidiana (en los pueblos preestatales), la etiqueta exige que la generosidad se dé por sentada. Como descubrió Robert Dentan en sus trabajos de campo entre los semais de Malasia central, nadie da jamás las gracias por la carne recibida de otro cazador. Después de arrastrar durante todo un día el cuerpo de un cerdo muerto por el calor de la jungla para llevarlo a la aldea, el cazador permite que su captura sea dividida en partes iguales que luego distribuye entre todo el grupo. Dentan explica que expresar agradecimiento por la ración recibida indica que se es el tipo de persona mezquina que calcula lo que da y lo que recibe. "En este contexto resulta ofensivo dar las gracias, pues se da a entender que se ha calculado el valor de lo recibido y, por añadidura, que no se esperaba del donante tanta generosidad". Llamar la atención sobre la generosidad propia equivale a indicar que otros están en deuda contigo y que esperas resarcimiento. A los pueblos igualitarios les repugna sugerir siquiera que han sido tratados con generosidad”.

Y tienen buen cuidado en contener la soberbia; como afirmaba un informante ¡kung: “cuando un hombre joven sacrifica mucha carne llega a creerse un gran jefe o un gran hombre, y se imagina al resto de nosotros como servidores o inferiores suyos. No podemos aceptar esto, rechazamos al que alardea, pues algún día su orgullo le llevará a matar a alguien. Por esto siempre decimos que su carne no vale nada. De esta manera atemperamos su corazón y hacemos de él un hombre pacífico".

“Lee observó a grupos de hombres y mujeres regresar a casa todas las tardes con los animales y las frutas y las plantas silvestres que habían cazado y recolectado. Lo compartían todo por igual, incluso con los compañeros que se habían quedado en el campamento o habían pasado el día durmiendo o reparando sus armas y herramientas” (Harris, Obra citada).

Esta realidad cuestiona nuestras creencias sociales básicas sobre lo que implica compartir y los efectos de dar y agradecer, resumidas en la frase de la imagen. Creencias que creo basadas en un trauma colectivo de carencia y supervivencia. El que nos llevaría a apropiarnos de todo lo que da la naturaleza y acapararlo, desconfiando de los demás. Ya que son competidores por esos "recursos escasos que nos permiten sobrevivir". Siendo el principal de esos "recursos escasos" el amor.

Teniendo esto en cuenta, habría que ser más cuidadosos con el empleo terapéutico de las palabras asociadas a la gratitud y el amor (como en el ho'oponopono), para no caer en la trampa de perpetuar unas creencias que confunden el Amor con la dependencia e impiden la liberación completa de la humanidad.

En el vídeo se profundiza en este aspecto.

Vídeo de la reflexión

Última actualización el Jueves, 27 de Abril de 2017 19:23
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Licencia Creative Commons ReconocimientoNota importante: Mientras las técnicas que empleamos los terapeutas de Libertad Emocional han producido resultados clínicos notables, todavía se deben considerar en etapa experimental. Por tanto los practicantes y el público deben tomar plena responsabilidad por su uso. Consultar con un profesional cualificado de la salud respecto al uso de las Técnicas de Libertad Emocional.