Ofertas especiales

Sesiones

Las sesiones, ahora también, por teléfono o Skype.

Descuentos:

Desempleados, estudiantes y 3ª edad hasta el 70%.

Apúntate al boletín

Alta en el boletín de noticias Mantente infomado de nuestra últimas noticias y actividades

Novedades

documento pdf  Guía rápida y Díptico de consulta

Audio Receta básica de Libertad Emocional

Entrevista Online

Radio Online  Entrevista en
Radio Nueva Era

Audio Descargar entrevista

Agenda

Agenda
<< Noviembre 2017 >> 
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
    1  2  4  5
  8  912
161819
21222326
272930   

Próximas actividades

Citas

"La antropología es el estudio del hombre abrazado a la mujer".

Bronisław Malinowski

Iniciar sesión



A propósito de la meditación PDF Imprimir E-mail

Cascada relajanteVuelvo a aprovechar la sabiduría de otras personas (Pablo D'ors smile) para complementar una reflexión, en este caso sobre la meditación.

La meditación se tiende a ver, para los no iniciados, como una actividad en cierto modo alejada de la vida cotidiana, de limitada utilidad ("que te tranquiliza un rato pero luego estás igual"), y con una técnica que debe ser depurada dedicándole mucho tiempo. Y en cierto modo, también existen creencias "esotéricas" (no claras) por parte de los practicantes, sobre cómo debe realizarse, porque de otro modo no se conseguirá llegar al "vacío", la "iluminación" o la "paz".

Tengo el firme convencimiento de que toda práctica humana debe ser sencilla si de verdad ha entendido la naturaleza de la Vida. Para mí, meditar, no es más que el proceso de ser consciente de lo que sientes mientras te permites no rechazar la sensación, con lo que el malestar desaparece y cambian las estructuras mentales asociadas a ese sufrimiento. Es una actividad natural, como prestar atención y respirar, en la que sobran la mayoría de los conceptos intelectuales, ya sean filosóficos, religiosos o espirituales.

Es por esto, que las palabras de Pablo D'ors me parecen plasmar con claridad esa sencillez que debería ser la meditación.

Pablo D’ors: “El problema fundamental del mundo contemporáneo es el ruido” (texto original en lacuevadelerizo.com)

Entrevistamos a Pablo D’ors, escritor y sacerdote, que ha vendido ya nada menos que 30.000 libros (12 ediciones) de su Biografía del silencio. En el comparte su experiencia de la meditación, una práctica a través de la respiración para huir del ruido que rodea y acercarnos a una vida más satisfactoria. Se puede meditar sin ser religioso, nos dice este cura nombrado recientemente consejero del Pontificio Consejo de la Cultura por designación expresa del Papa Francisco.23 enero, 2015.

Abordamos con él también cuestiones de máxima actualidad, como los límites de la libertad de expresión, la falta de humor de la religiones y del debate en la Iglesia católica de la ordenación de mujeres sacerdotes.

Una entrevista de Luisa Cabello

El fundamentalismo no es otra cosa que la exacerbación de una ideología

Enhorabuena por el éxito de Biografía del silencio. Meditar como formula de transformación personal ¿Qué nos pasa que estamos tan interesados en su libro?

Yo creo que la clave de esta acogida tan extraordinaria no se debe tanto a la calidad del libro en sí misma sino en cuanto al hambre de espiritualidad que existe en nuestra sociedad contemporánea actual. Me gusta decir que el problema número uno, y lo creo firmemente, en nuestro mundo contemporáneo es el ruido y, por tanto, la necesidad primordial es el silencio. El ser humano tiene instintos, deseos, pero podemos tener esos deseos e instintos satisfechos y sin embargo no vivir con plenitud, no vivir con felicidad porque existe un anhelo interior. A ese anhelo es precisamente a lo que da respuesta la espiritualidad y mi libro es una propuesta de cómo ir alimentando esa necesidad, ese anhelo que tenemos todos”.

EN LA MEDITACIÓN SE TRABAJA LA CONSCIENCIA A TRAVÉS DE LA RESPIRACIÓN

Explíquenos, por favor, brevemente qué es meditar y cómo se hace.

Meditar es una peregrinación a nuestro propio centro. La palabra meditación viene del latin meditatio, estare medium, por tanto ‘permanecer en el centro. ¿Cómo se hace? No utilizo la palabra meditación en clave de reflexión como tantas veces, como tantas veces se puede entender en occidente, sino en clave de silenciamiento. Una meditación puede ser formalmente defectuosa, con muchas distracciones y con mucho ruido interno, pero sin embargo vitalmente muy eficaz, muy transformadora. Esto pone el subrayado en el arte, no tanto en la técnica. Lo esencial es la determinación de que el silencio constituya una práctica espiritual de aprender a silenciarse. ¿Cómo se hace? En el camino que yo sigo se trabaja mediante la consciencia de la respiración, que es algo de todas las tradiciones de meditación, religiosas o no, y también con la repetición de un mantra. Si quieres saber si tu vida está sana, pregúntate si hay equilibrio entre lo que das y lo que recibes, entre lo que ayudas y te dejas ayudar, entre lo que amas y te dejas amar. La palabra espiritual, spiritus, tiene la misma raíz que spirare, respirar, por tanto son ejercicios de respiración, no forzando la respiración o haciendo prácticas determinadas de pranayama como en el yoga, sino siguiendo el ritmo natural y regular de la respiración de tal modo que uno se va serenando. Meditar sería algo así como volver a casa. Estamos permanentemente fuera, necesitamos volver a nuestro hogar”.

BENEFICIOS DE LA MEDITACIÓN

¿Cuáles son lo beneficios que aporta en la vida del que medita?

En primer lugar la meditación te da lucidez mental. Esto sucede porque normalmente tenemos en la cabeza muchas ideas y en la meditación, al menos en la que yo practico, se trabaja con una sola palabra. Una palabra trabaja como aspiradora de todas las demás por así decirlo, y eso te da mayor espacio en la mente y por tanto mayor capacidad de poder discernir, poder ver con claridad qué es lo que tienes que hacer en la vida. El segundo fruto después de la lucidez, obviamente si tienes las ideas más claras, porque tienes más espacio dentro, es el coraje, es decir, la capacidad de actuar sin miedo y con decisión. Se puede decir que en la vida podemos ser guiados por el temor o por el amor. Entonces, eliminado el temor tienes este coraje para actuar con esta determinación y rotundidad. El tercer fruto, que quizás sea el más bonito es la compasión porque al meditar descubres que el otro no es otro, verdaderamente todos estamos profundamente vinculados, todos estamos unidos, que el otro es un espejo de ti mismo, y ese es el fundamento de la compasión. La compasión no es una virtud ética o moral sino que es la consecuencia de la conciencia de unidad, de que estamos unidos todos. Y por último, después de la lucidez, el coraje y la compasión, la alegría. Si vives en tu centro con valentía, lúcida y compasivamente, experimentas la alegría del ser, que no tiene que ver con la alegría anímica porque es independiente de las circunstancias.

LUCIDEZ MENTAL, CORAJE, COMPASIÓN Y ALEGRÍA

¿Se puede meditar sin ser religioso o es una actitud mental a cultivar con método?

Se puede meditar sin ser una persona religiosa. Es cierto que las prácticas de meditación tradicionales provienen de conceptos religiosos. Por ejemplo en el budismo, el zen, sobre todo, también el budismo tibetano, o en el cristianismo, en la mística cristiana, la cepa es religiosa. Pero meditar, como he dicho antes, es peregrinar hasta nuestro propio centro. Los creyentes hablamos de Dios, del espíritu, del huésped del alma, y los no creyentes hablarán del misterio, del ser, pero en la práctica, lo que es el método es exactamente igual. Luego como uno lo verbalice según su cosmovisión dependerá de su fe o de su no fe”.

CONTEMPALACIÓN ¿NARCISISMO O COMPROMISO?

Conviene dejar de tener experiencias externas, ocuparse de uno mismo, busca la no intervención, ¿es una nueva forma de narcisismo?

En absoluto. Solamente mal entendido podría derivar, o degenerar, mejor dicho, en eso. Muchas personas entienden el cuidar de uno mismo como egoísmo. Esto es una equivocación grave. La única manera de ayudar a los demás es también ayudándose uno mismo por la sencilla razón que nadie puede dar lo que no tiene. Ha habido la acusación a las personas que nos dedicamos a meditar y al cultivo de la interioridad que no hay suficiente o hay escaso, no existe el compromiso social, que es lo que supongo está detrás de esta pregunta. Tengo que desmontar esa objeción. Estoy convencido de que solamente es eficaz realmente una acción social a favor de los demás, de la construcción de un mundo mejor en tanto nace de la cepa adecuada, si nace de la mala conciencia, de la incapacidad de estar con uno mismo tranquilamente ya nace viciada y tarde o temprano se desmontará. Es capital, para poder amar a los demás, amarse a uno mismo. No creo que sea justo acusar a quienes viven en la contemplación de que no tienen un compromiso social eficaz.

LO DIFÍCIL ES QUERER MEDITAR, MEDITAR ES SENCILLO

Yo no creo que podamos decir esto, que el budismo sea una religión más feliz que el cristianismo, o que los budistas tengan una vida más pletórica que los cristianos, ni al contrario. La religión está al servicio de la persona no la persona al servicio de la religión, eso lo primero. El origen de la meditación es ancestral, muy antiguo, existe en todas las tradiciones religiosas, y no religiosas también. Creo que más que depender de una confesión religiosa la felicidad, la plenitud, lo que sí que depende es de vivir para el ser, más que vivir para el tener. En ese sentido sí que es significativo que sociedades menos opulentas, con menos bienestar material, según dicen los sociólogos y dicen las estadísticas, el nivel de felicidad y de satisfacción personal parece superior. Esto no está poniendo el dedo en la llaga: no podemos pensar que la plenitud hacia la que vamos encaminados, la que buscamos todos los seres humanos, está en el tener, sino en el ser. Meditar es precisamente aprender a ser, meditar es un proceso duro, no porque sea complicado, porque meditar es muy sencillo, lo difícil es querer meditar, meditar es sencillo. Es un proceso duro porque meditar supone un ir vaciando.

Última actualización el Martes, 03 de Febrero de 2015 18:43
 

Comentarios  

 
0 #1 Bertha Inés Caro Mon 13-02-2015 22:19
excelente, no tengo palabras para describir como en un momento, puedo ver claro unos conceptos que ami particular mente me aburría pues estudie con religiosas y lo que mas deteste fue la Oración, en la que me pasaba contando las baldosas mientras contaba los minutos para salir, pues al final dormitaba.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Licencia Creative Commons ReconocimientoNota importante: Mientras las técnicas que empleamos los terapeutas de Libertad Emocional han producido resultados clínicos notables, todavía se deben considerar en etapa experimental. Por tanto los practicantes y el público deben tomar plena responsabilidad por su uso. Consultar con un profesional cualificado de la salud respecto al uso de las Técnicas de Libertad Emocional.