Ofertas especiales

Sesiones

Las sesiones, ahora también, por teléfono o Skype.

Descuentos:

Desempleados, estudiantes y 3ª edad hasta el 70%.

Apúntate al boletín

Alta en el boletín de noticias Mantente infomado de nuestra últimas noticias y actividades

Novedades

documento pdf  Guía rápida y Díptico de consulta

Audio Receta básica de Libertad Emocional

Entrevista Online

Radio Online  Entrevista en
Radio Nueva Era

Audio Descargar entrevista

Agenda

Agenda
<< Noviembre 2017 >> 
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
    1  2  4  5
  8  912
161819
21222326
272930   

Próximas actividades

Citas

Todo fragmento de la totalidad de la naturaleza es siempre una mera aproximación a la verdad completa.

Richard Feynman

Iniciar sesión



Liberando creencias sobre la maternidad PDF Imprimir E-mail

MaternidadEl pasado día 19 de Abril tuvimos la oportunidad, gracias a la asociación de lactancia materna Grupo Lactard, de ofrecer una charla en la que explicar cómo influyen las emociones en la maternidad, desde diversos puntos de vista: creencias, estrés, influencia de las vivencias de la madre desde la concepción hasta el parto y posterior desarrollo del bebé.

Te hacemos un resumen de lo que expusimos.

La charla

Empezamos con una toma de contacto con las emociones que surgen cuando se escuchan determinadas frases relacionadas con la lactancia, el embarazo, el parto y el crecimiento del bebé, como pueden ser: "se irá ala mili y todavía pedirá teta", "ay cuanto mimo, que querrá", "no vas a poder dormir cuando nazca", "los cólicos son lo peor", "el parto fue dolorosísimo", etc. Una vez se hacen conscientes los sentimientos que provocan esas creencias es fácil comprobar que las creencias, aunque queramos conscientemente rechazarlas, son aceptadas como ciertas por alguna parte de nuestro subconsciente y si nos imaginamos intentando romperlas, rápidamente nuestro cuerpo reacciona haciéndonos sentir mal, incluso aparecen pensamientos tratando de justificarlas.

Liberar emociones

Este momento de "darse cuenta" es el ideal para proponer un ejercicio. Practicar las cinco respiraciones de "La receta" y comprobar que cambio se produce en la percepción mental y emocional de una creencia. Esta experiencia suele despertar la curiosidad de los participantes puesto que se generalmente se aprecian cambios rápidos, dando mucha menos importancia a la creencia y experimentando relajación física. Estas dos impresiones, relajación y pérdida de importancia, siempre irán juntas, porque esa es la manera de funcionar de nuestro cerebro.

Cómo funcionamos

Podríamos decir que nuestra mente se compone de dos elementos. Uno es el consciente, el que supervisa todo lo que nos ocurre y toma las decisiones finales, y el subconsciente, el gran ordenador, que genera los pensamientos y emociones, que posteriormente registra el consciente, a partir de los datos que recibe, a través de los sentidos y el procesamiento que hace, de estos y los recuerdos.

El subconsciente tiene una importantísima tarea asignada, que es prever qué nos puede suceder en el futuro. Para ello está continuamente asociando los datos que percibe con los recuerdos de situaciones vividas en el pasado. Una vez accede a un recuerdo recupera los datos guardados captados por los sentidos, los pensamientos que tuvimos y evoca las emociones que sentimos. Con todos esos inputs evalúa cuál es el resultado más probable. Pero el elemento más importante de todos los citados es la emoción.

La emoción es empleada por el subconsciente como indicador de la importancia de los datos y pensamientos que procesa. Sería el sistema de alarma interno y lo que hace que "sintamos" que algo es cierto o no. Como permite entrever el síndrome de Capgras, en el que al dañarse la conexión entre la zona visual y emocional del cerebro, se creen impostores a ciertos familiares al no percibir la sensación emocional interna esperada, sintiendo que "algo no está bien". 

La respuesta emocional, da igual que sea "positiva" o "negativa", provoca una cascada de reacciones autónomas que preparan al cuerpo para lo que va a suceder y es lo que conocemos por estrés. Pero no se resalta lo suficiente uno de los efectos más importantes del estrés: la pérdida de la capacidad intelectual y de decisión consciente por reducción del riego sanguíneo a amplias zonas del neocortex. Es decir, si la respuesta emocional es lo suficientemente alta, nuestra capacidad de análisis lógico de la información y de parar los comportamientos automáticos emocionales desaparece. Operaríamos por patrones automáticos, lo que incluye los pensamientos negativos recurrentes.

Luego el modo de evitar la pérdida de nuestra capacidad intelectual es la liberación de la emoción contenida en los recuerdos para que no se genere la respuesta de estrés.

Cómo afecta el estrés en la maternidad

El estrés también tiene consecuencias físicas que en el proceso de creación de un nuevo ser (el bebé) pueden ser críticas a diferentes niveles.

  • Preconcepción: en el momento de la generación de las células sexuales (gametos) se produce un proceso de recombinación genética, en el que se produce un intercambio de material genético entre cromosomas con el fin de facilita la adaptación del nuevo individuo al medio. Si el medio de los padres es estresante esta recombinación podría activar ciertas predisposiciones  del futuro bebé.
  • Concepción: el proceso de asentamiento y formación de la placenta es muy complejo y depende en gran medida de un funcionamiento correcto del sistema inmunitario (muy sensible a la respuesta de estrés). De hecho, el cuerpo de la mujer genera retrovirus endógenos para deprimir el sistema inmunitario de modo que el feto no sea rechazado.
  • Gestación: en este momento podemos distinguir dos desarrollos por como se ven afectados por el estrés.
    • Por un lado, los órganos y tejidos crecen empleando un sistema regulador químico muy delicado, que se puede ver afectado por las hormonas que recibe por el cordón umbilical de la madre y esto sin tener en cuenta otras forma de influencia sobre el feto, como las ondas electromagnéticas y sonoras del cuerpo de la madre.
    • Por otro, la formación del sistema nervioso que comenzará su labor de aprendizaje básica, "estímulo-respuesta", en etapas muy tempranas guardando la información que percibe, que principalmente será la sentida por la madre, predisponiendo al bebé a ciertas respuestas emocionales.
  • Parto: el bebé sigue unido a la madre emocional y físicamente durante todo este proceso, en el que se seguirán generando los  "estímulo-respuesta" que pueden definir determinadas reacciones emocionales en la vida futura del bebé.
  • Lactancia y crecimiento: la lactancia el periodo del primer año es crítica puesto que el bebé a través de la leche materna recibe anticuerpos y anticuerpos y las bacterias que permiten que termine de desarrollarse el sistema inmunitario y el intestino. Además,  durante los primeros años, la lactancia crea un fuerte vínculo emociona madre-bebé favoreciendo el desarrollo de la autoestima del pequeño. También, en esta etapa los niños son esponjas emocionales y no es raro que somaticen a través de enfermedades las tensiones que viven sus familias.
Tratar emociones en profundidad

Una vez vista la situación en su conjunto, la siguiente pregunta es: ¿cómo tratamos todos esos recuerdos estresantes?

Lo primero es conocer una buena técnica para liberar la emoción y en esta página puedes encontrar varias: Más técnicas para la liberación de la emoción. Una de las técnicas es la respiración que explicamos en la charla. Otra muy interesante para los niños es la visualización que les funciona genial. Se explica más detenidamente en el siguiente enlace: Procedimientos para niños.

Después hay que acceder a las emociones almacenadas en los recuerdos y disponemos de tres vías principales.

  1. Tratarla globalmente.
    Aplicando el audio de la receta 3 veces al día podrás empezar a ver cambios al cabo de unas semanas y si eres persistente la reacción emocional puede desaparecer totalmente. Es el sistema más sencillo y más lento, requiere ser un poco metódico, pero funciona.  
  2. Tratar los síntomas, ya sean físicos o emocionales.
    En la página del enlace se explica como trabajar con una fobia, pero ese mismo sistema se puedes aplicar el mismo sistema para reducir o eliminar los síntomas de un problema emocional.
    Para encontrar las emociones puedes recordar o imaginar una situación con un estado intenso y vas liberando el malestar hasta que desaparezca. Una vez las molestias lleguen a cero puedes empezar a hacer pruebas, empezando por observar la situación a una distancia prudencial y eliminar todo malestar, continuando con el ciclo de pequeñas aproximaciones hasta que no puedas exagerarlo más. ¡Si tienes dudas no avances!, libera hasta que desaparezca la duda. 
  3. Encontrar el recuerdo emocional que programó la respuesta emocional y liberarlo.  
    Te puedes guiar por las emociones que sientes para encontrar la situación en que viviste por primera vez esas emociones. Una vez encontrada, aplicas el procedimiento descrito en la página de Autosesión.

Por último, explicamos la diferencia entre los estados de agitación, resignación, aceptación y Paz, ya que, es de gran importancia conocer como es el proceso normal de liberación para que no nos confundamos y nos quedemos en algún punto intermedio, con lo que podría volver a repetirse el problema. Lo explicamos con más detenimiento el la página: Fases de liberación de la emoción.

Documentación de la charla

Aquí te dejamos la presentación y el audio de la charla.

 

Audio Liberando creencias sobre la maternidad

Última actualización el Lunes, 22 de Julio de 2013 13:49
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Licencia Creative Commons ReconocimientoNota importante: Mientras las técnicas que empleamos los terapeutas de Libertad Emocional han producido resultados clínicos notables, todavía se deben considerar en etapa experimental. Por tanto los practicantes y el público deben tomar plena responsabilidad por su uso. Consultar con un profesional cualificado de la salud respecto al uso de las Técnicas de Libertad Emocional.